Así evolucionará el gasto en servicios empresariales relacionados con ESG

  • Estrategias digitales

sostenibilidad

IDC pronostica que el gasto mundial de servicios destinados a medir el desempeño de los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, en su acrónimo inglés) será de 158.000 millones de dólares en 2025. De cumplirse sus estimaciones, la tasa de crecimiento anual compuesta será del 32,2% los próximos tres años.

Las organizaciones tienen una presión cada vez mayor para para mejorar y documentar su desempeño ambiental, social y de gobernanza (ESG). Es un campo nuevo, en el que no tienen experiencia anterior y el esfuerzo puede resultar abrumador pero, en cualquier caso, la transformación sostenible está aquí y, si quieren avanzar en este ámbito, van a necesitar servicios de consultoría ESG. En estos momentos, comienza a ser una alta prioridad y, de hecho, según los cálculos de IDC, el gasto global en servicios ESG va a crecer anualmente a una tasa anual compuesta del 32,3%, hasta los 158.000 millones de dólares en 2025.

Según Dan Versace, analista de investigación en esta práctica de IDC, en 2022, todas las empresas se verán obligadas a transformarse y “cambiar fundamentalmente la forma en que hacen negocios para convertirse en empresas sostenibles". Además, en esta etapa inicial, aquellas empresas que implementen planes para internalizar y abordar el reto de su impacto ambiental y social, pueden liderar en los próximos años el espacio de la sostenibilidad, en opinión del experto.

Estos servicios, según los define IDC, tienen una parte de servicios profesionales tradicionales, que se centran en lograr objetivos relacionados con la sostenibilidad ambiental y social y la gobernanza, y otra de servicios habilitadores, ligados a la sostenibilidad, como la mejora de procesos para conseguir más eficiencia o servicios para reducir el riesgo en la cadena de suministro.

Las principales áreas en las que invertir en sostenibilidad son la estrategia empresarial, las soluciones de gestión del capital humano y la gestión de riesgos, apunta la firma de investigación. Al respecto, explica que el mayor área más grande de gasto, la consultoría, permitirá a las organizaciones incorporar de manera eficiente la sostenibilidad en su estrategia comercial, que es la fuerza impulsora del propósito corporativo y, a su vez, de las operaciones sostenibles. La gestión del capital humano será el área de crecimiento más rápido, debido al doble desafío de crear capacitación a gran escala en toda la organización y mejorar los procesos necesarias para que los esfuerzos de sostenibilidad tengan éxito en el futuro, además de abordar los temas del pilar social, como la gestión del capital humano internamente.

El aumento del gasto en todas las funciones está obligando a las organizaciones a abordar la sostenibilidad corporativa de una manera holística y esto, además, se verá incentivado a medida que se vuelva obligatoria la divulgación de sus esfuerzos y avances. Según IDC, muchas organizaciones ya informan voluntariamente sobre su desempeño relacionado con el clima (emisiones de alcance 1 y 2, intensidad de carbono, etc.), pero se necesitarán servicios profesionales para aumentar la eficiencia del proceso cuando los informes sean obligatorios. Por una parte, se necesitarán más recursos y, cuando las empresas entiendan el vínculo entre sostenibilidad social y ambiental, precisarán también en el futuro servicios más matizados para abordar el impacto social de sus operaciones.