Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos ya trabaja en proteger las elecciones presidenciales de 2020 de los ciberataques

  • Seguridad

Elecciones USA

Ser víctima de un ciberataque en las elecciones presidenciales que se celebrarán el año que viene preocupa, y mucho, a las autoridades estadounidenses. Tal es así que el Gobierno de Estados Unidos va a lanzar un programa, el próximo mes, que proteja las bases de registros de votantes de ataques de hackers que utilicen ransomware.

Tal y como publica Reuters, estos sistemas se utilizan para validar la elegibilidad de los votantes antes de que estos emitan su voto y ya fueron comprometidos en 2016 por hackers rusos que buscaban recopilar información. Las preocupaciones de las autoridades estadounidenses van más allá. La agencia de noticias destaca que los miedos también se centran en que estos traten de manipular, alterar o destruir los datos.

Según Christopher Krebs, director la Agencia de Seguridad e Infraestructura de Ciberseguridad de Estados Unidos (CISA), se está trabajando "junto a los funcionarios de las elecciones y sus socios del sector privado para ayudar a proteger sus bases de datos y responder ante posibles ataques de ransomware”.

Krebs recuerda que “la historia reciente ha demostrado que los gobiernos estatales y de los condados, además de quienes los apoyan, han sido objetivo de ataques de ransoware”. Es por este motivo por el que “estamos trabajando junto con los funcionarios electorales y sus socios del sector privado para proteger sus bases de datos y responder a posibles ataques”.

Para el FBI “es imperativo que los Estados y municipios limiten la disponibilidad de información sobre los sistemas electorales o los procesos administrativos y protejan aquellos sitios web o las bases de datos que podrían ser explotados”.

A grandes rasgos, el programa que está a punto de lanzar Estados Unidos se centrará en formar a las personas encargadas de la supervisión de las elecciones, además de que se les dotará e escáneres de vulnerabilidad, un test de penetración remoto y una lista de recomendaciones para prevenir un ataque y saber cómo actuar en caso de que éste ocurra.