Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Buenas prácticas para organizaciones preocupadas por su seguridad

  • Seguridad

colaboracion-trabajo

La seguridad es hoy un tema que preocupa a todos, desde a las grandes empresas hasta a las microempresas y autónomos. Para estar protegidas, hay una serie de medidas rutinarias que que cualquier compañía debe tomar, como ha recordado INCIBE.

Estas costumbres han sido objeto de atención por parte del Instituto Nacional de Ciberguridad en uno de los post de su blog con motivo del Mes Europeo de la Ciberseguridad. Son una serie de recomendaciones que no está de más repasar.

La primera de ellas es utilizar el bloqueo de sesión antes de dejar el puesto de trabajo. Según el INCIBE, cualquier dispositivo en una empresa que sea capaz de acceder o gestionar información confidencial deberá permanecer bloqueado siempre que se encuentre sin vigilancia.

Otro de los consejos es que no se deje documentación en papel encima de las mesas. “Cualquier tipo de documento, especialmente aquellos catalogados como confidenciales o críticos para el negocio, deberán estar almacenados en un lugar seguro, principalmente al concluir la jornada laboral o siempre que no se esté en presencia de ellos”, dice el post. Además, al finalizar el trabajo con ellos, debe ser destruido “utilizando destructoras de papel o por medio de empresas especializadas en estas tareas, que ofrezcan garantías”.

Por otro lado, tanto Internet como el resto de los dispositivos de la empresa deberían ser utilizados en exclusiva para el ámbito laboral. “No se deberán utilizar para cuestiones meramente personales o para aquellas que pudieran comprometer la seguridad del equipo y por lo tanto de la organización”, subraya.

En caso de utilizar dispositivos de almacenamiento extraíbles, como memorias USB o discos duros portátiles, hay que cifrar y proteger la información, además de borrar los datos de aquellos soportes que se van a desechar.

A estas cuatro medidas, el post de Protege tu Empresa suma otras dos que son fundamentales: utilizar software legítimo y actualizado con la última versión disponible por parte del proveedor para tener acceso a los parches de vulnerabilidades, y utilizar antivirus y firewall activado, también actualizado a la última versión disponible, ya que son herramientas imprescindibles y complementarias de protección contra el malware.