Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La falta de equipamiento adecuado lastró la protección de los teletrabajadores durante el confinamiento

  • Seguridad

teletrabajo hogar

Una investigación de Bitglass evidencia que las empresas son muy conscientes de qué tienen que proteger cuando su fuerza laboral trabaja en remoto. Sin embargo, aunque les preocupa el tema, un alto porcentaje no ha implantado las medidas necesarias para hacerlo.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Bitglass ha publicado el Informe Trabajo Remoto 2020, que analiza cómo las organizaciones se han ajustado para apoyar a los trabajadores remotos en medio de la pandemia del COVID-19. Según los resultados de la encuesta realizada a los profesionales de TI, el 41% de las organizaciones no ha tomado ninguna medida para extender el acceso seguro a la fuerza laboral remota, y el 50% cita la falta de equipamiento adecuado como el mayor impedimento para hacerlo.

Cuando se les preguntó cuáles son las principales preocupaciones de seguridad de las organizaciones en lo que respecta a los empleados que trabajan de forma remota, el 65% señaló que proteger el acceso a la red, seguido por asegurar el acceso a aplicaciones SaaS como Slack (55%) y el uso de dispositivos personales (55%). Preguntados por los vectores de amenazas más preocupantes para el trabajo remoto, los encuestados citaron el malware (72%) y el acceso de usuarios no autorizados (59%).

Desde una perspectiva de trabajo remoto, los tipos de aplicaciones que las organizaciones están más preocupadas por proteger incluyen las de intercambio de archivos (68%), las aplicaciones web (47%) y las de videoconferencia (45%). Con un 77%, el anti-malware es la herramienta más utilizada para asegurar el trabajo remoto. Sin embargo, esta y otras herramientas, como el inicio de sesión único (45%), la prevención de pérdida de datos (18%) y el análisis de comportamiento de usuarios y entidades (11%), todavía no se implementan de manera suficientemente amplia.

"Esta investigación indica que muchas organizaciones no están implementando las medidas de seguridad necesarias para proteger sus datos en el entorno empresarial actual", explica Anurag Kahol, CTO de Bitglass. "Por ejemplo, mientras los encuestados dijeron que la pandemia ha acelerado la migración de los flujos de trabajo y las aplicaciones de los usuarios a la nube, la mayoría no está empleando soluciones de seguridad en la nube como inicio de sesión único (SSO), prevención de pérdida de datos, acceso zero trust a la red o brokers de seguridad de acceso cloud. Además, el 84% de las organizaciones informaron que es probable que continúen apoyando las capacidades de trabajo remoto incluso después de que se levanten las medidas de confinamiento. Para hacerlo de manera segura, deben priorizar la seguridad de los datos en cualquier aplicación y cualquier dispositivo, en cualquier parte del mundo".