Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los resultados de Google no satisfacen a Wall Street y sus acciones caen

  • Actualidad

Google

Los resultados económicos de Alphabet, la matriz de Google, no han cumplido las previsiones que los principales analistas habían realizado para el tercer trimestre del año. Esto ha provocado que sus acciones en Wall Street hayan caído más de un 4%.

A pesar de que Google obtuvo en el tercer trimestre una facturación de casi 34.000 millones de dólares (33.730 millones de dólares) y un beneficio neto de 9.190 millones de dólares o 13,06 dólares por acción, (un importante crecimiento si se compara con el beneficio que obtuvo en el tercer trimestre del año pasado, cuando consiguió 6.730 millones de dólares, o 9,57 dólares por acción), estos resultados no han sido del agrado de los analistas de Wall Street, que habían situado la facturación de Google en el tercer trimestre de este año en 34.050 millones de dólares, según publica Reuters, lo que ha provocado que, al cierre de la bolsa, las acciones de Google cayesen cerca de un 4,4%. A este descenso también ha contribuido el aumento de los gastos de la multinacional estadounidense, lo que provocó una reducción de su margen operativo, el cual ha pasado del 28% de hace un año al 25% de éste.

Estos resultados económicos han hecho saltar las alarmas de los inversores, quienes están preocupados por la estrategia que está llevando a cabo Google y que se basa en realizar grandes inversiones en nuevos negocios. A esto hay que unir que el buscador se está enfrentando a un mayor control regulatorio y a una competencia emergente, algo que dificulta la predicción de las perspectivas económicas a corto plazo.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Y es que el crecimiento que ha experimentado Google en los últimos años se ha basado en la compra de anuncios en su motor de búsqueda y en la publicidad en YouTube. La estrategia de Google, pasa ahora por sacar el máximo partido a su oferta cloud y a la venta de hardware, algo que preocupa a Wall Street, más si se tiene en cuenta que, a pesar de que estas áreas, junto a los ingresos de lo que Google llama “otras apuestas”, han crecido un 43% con respecto al mismo periodo del 2017 hasta situarse en los 4.790 millones de dólares, no han alcanzado las perspectivas de los analistas, quienes predijeron un facturación cercana a los 5.000 millones de dólares (4.940 millones de dólares).