Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Mobile World Congress barajó alternativas a Barcelona en 2018

  • Actualidad

Barcelona MWC 2018

En poco menos de un mes, Barcelona volverá a ser el centro del mundo de las Nuevas Tecnologías con la celebración del Mobile World Congress, un evento que en la edición del año pasado dejó 471 millones de euros para la Ciudad Condal y que estuvo a punto de cambiar de sede por la crisis catalana.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Barcelona podría haber dejado de ingresar 471 millones de euros el año pasado si finalmente la GSMA hubiera decidido cambiar de sede. Y es que la incertidumbre política que se creó llevó a la organización a barajar dos sedes alternativas.

Ha sido John Hoffman, presidente de la GSMA quien ha confirmado que “la organización estaba extremadamente nerviosa”. Tal y como publica El Mundo, Hoffman ha reconocido que se desarrolló un plan “para cancelar el evento” y trasladarlo a dos ciudades “fuera de España”.

La edición del año pasado será recordada, además de por las presentaciones tecnológicas, por la polémica generada por la situación de Cataluña. En noviembre de 2017 y en medio de toda la vorágine por la crisis catalana, John Hoffman abrió la puerta a una eventual salida de Barcelona, advirtiendo el congreso necesita "seguridad y estabilidad política", con lo que no descartaba un cambio de ciudad a partir de 2019, si esta seguridad no está garantizada. De hecho, los rumores señalaban a Dubái como una de las ciudades que podía hacerse con el congreso.

Aunque posteriormente confirmó que el Mobile World Congress seguiría en Barcelona, asegurando que el contrato es hasta 2023, durante los meses previos y la celebración del Mobile World Congress, fueron muchas las personalidades que salieron en defensa de Barcelona como sede del congreso. La primera de ellas, el Rey Felipe VI quien, en la cena de inauguración de la edición del año pasado, recordó que la celebración del MWC es fruto del compromiso entre el Gobierno central, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona.

Álvaro Nadal, en aquel momento Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, se unió a Felipe VI al solicitar “normalidad institucional” para que Barcelona “siga siendo una ciudad tecnológica de referencia y la sede del Mobile World Congress en el futuro”.

Compañías como Telefónica, con su presidente a la cabeza, o Vodafone España también se unieron para defender a Barcelona como sede del Mobile World Congress

En esta edición, las amenazas no se centran tanto en la situación política, sino en las huelgas de transporte, con los trabajadores del metro, que ya han anunciado paros parciales, los taxistas, que buscan presionar a la Generalitat para que atienda a sus demandas en relación a las VCT y las propias VCT que podrían intentar bloquear la ciudad.

El Mobile World Congress 2019 se celebrará entre el 25 y el 28 de febrero y girará sobre la “conectividad inteligente”. La organización espera que más de 107.000 personas acudan a esta edición y que se generen 473 millones de euros de beneficios y casi 14.000 puestos de trabajo.