Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto de los consumidores en tecnología ascenderá a 1,69 billones de dólares en 2019

  • Actualidad

dispositivos

Los consumidores gastarán en 2019 un 5,3% más que el año pasado, según los datos de IDC, que sitúa la cifra en 1,69 billones de dólares.

El consumo de tecnología entre los usuarios sigue fuerte. La firma de análisis calcula que los consumidores gastarán este año un 5,3% más que en 2018 hasta situar la cifra en 1,69 billones de dólares. Es más, la tendencia al alza se prolongará en los próximos años, llevando el gasto a 2,06 billones en 2023, es decir, el mercado de consumo crecerá a un ritmo anual del 5,1%.

Volviendo a los datos de 2019, IDC sostiene que aproximadamente tres cuartas partes del gasto está yendo a tecnologías tradicionales. Ésa es la tendencia actual, pero en el conjunto del periodo de pronóstico, su evolución será más lenta, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 2,2%.

Estados Unidos será el principal mercado, con unas previsiones de gasto de 412.000 millones de dólares en 2019, un 5,5% más que en 2018. Le seguirá China, con 328.000 millones y Europa Occidental, con 227.000 millones.

IDC estima que del total que se gaste hasta 2023, más de la mitad se destinará a servicios de telecomunicaciones móviles, seguidos de teléfonos móviles y dispositivos de informática personal.

No obstante, las tecnologías emergentes crecerán a un ritmo anual del 13,2%. En esta categoría engloba los cascos de realidad virtual y aumentada, drones, servicios bajo demanda, sistemas de robótica, dispositivos portátiles y también los aparatos domésticos inteligentes. Al final, esta progresión permitirá que capturen casi un tercio del total del gasto de los consumidores para 2023.

La firma de análisis destaca que los avances tecnológicos continúan potenciando las compras de unos consumidores cada vez más conectados, que están adoptando soluciones digitales para sus hogares como robots de limpieza, sistemas de seguridad o iluminación inteligente. Al mismo tiempo, las empresas están también explorando nuevas oportunidades para interactuar con sus clientes a través de una buena combinación entre personalización y funcionalidad, y esto supone un nuevo impulso para el mercado.