Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

No todo son automóviles: empiezan las pruebas del barco autónomo

  • Actualidad

barco autonomo

La organización de investigación marina Promare e IBM han dado un salto de gigante hacia la consecución del coche autónomo. Ya están probando en el mar la inteligencia artificial del barco Mayflower y, a finales de año, el plan es que cruce el Atlántico sin tripulación.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

En 1620 el Mayflower transportaba a los emigrantes inglesas, llamados ‘peregrinos’ a Estados Unidos. Hoy una versión muy evolucionada de esta embarcación está protagonizando un importante avance que supone un gran paso en la construcción del barco autónomo.

Según informan IBM y la organización de investigación marina Promare, van a realizar las primeras pruebas de uso de la Inteligencia Artificial (IA) para dirigir un barco. El nuevo Mayflower cruzará el Atlántico sin tripulación, controlado por este ‘capitán’ no humano a finales de este año.

La idea con esta primera prueba, que tendrá lugar en un barco de investigación tripulado frente a la costa de Plymouth en Reino Unido, es evaluar cómo la nave utiliza cámaras a bordo, tecnología de inteligencia artificial y sistemas de edge computing para navegar con seguridad alrededor de los barcos, boyas y otros obstáculos que previsiblemente encontrará en el océano cuando salga al mar el 16 de septiembre de 2020. En ese momento es cuando el barco hará la ruta del Mayflower original desde Plymouth en Inglaterra a Plymouth en Massachusetts, Estados Unidos.

Ahora mismo se está acabando de construir la embarcación en Gdansk (Polonia) y, tras ser trasladado a aguas inglesas, las pruebas se llevarán a cabo este mismo mes para determinar cómo se desenvuelve el capitán autónomo en escenarios marítimos del mundo real y proporcionará información relevante para perfeccionar aún más los modelos de aprendizaje del barco. Estas primeras pruebas marítimas se desarrollarán durante aproximadamente tres meses con un capitán humano al timón y, después, en el mes de mayo, se iniciarán nuevas pruebas para evaluar la plena autonomía del nuevo barco Mayflower.

Años de entrenamiento
Durante los últimos dos años, el equipo del Mayflower ha estado entrenando los modelos de IA del barco usando más de un millón de imágenes náuticas recogidas por cámaras en la bahía Plymouth Sound (Reino Unido), así como bases de datos de código abierto. El equipo utilizó también un IBM Power AC922 para el proceso de aprendizaje de máquina, la misma tecnología IBM Power que está detrás de los superordenadores de IA más inteligentes del mundo. En conjunto y usando la tecnología de visión computarizada de IBM PowerAI Vision, el capitán del Mayflower deberá ser capaz de detectar y clasificar independientemente barcos, boyas y otros obstáculos como tierra, rompeolas y escombros.

Como el Mayflower no tendrá acceso a un gran ancho de banda durante su viaje transatlántico, utilizará un sistema de edge computing totalmente autónomo que se ejecutará en Red Hat Enterprise Linux y en las soluciones de edge computing de IBM, alimentado por varios dispositivos Xavier NVIDIA a bordo.

Conforme a los datos aportados por IBM, mientras esté en el mar, el Mayflower procesará los datos localmente, aumentando la velocidad de la toma de decisiones y reduciendo el flujo de datos y almacenamiento en la embarcación. "El edge computing es clave para hacer posible un barco autónomo como el Mayflower. El barco necesita sentir su entorno, tomar decisiones inteligentes sobre la situación y luego actuar sobre estos conocimientos en el mínimo tiempo posible, incluso en presencia de una conectividad intermitente, y todo ello manteniendo los datos seguros frente a las amenazas cibernéticas. Las soluciones de edge computing de IBM están diseñadas para soportar cargas de trabajo de misión crítica como la del barco autónomo Mayflower, haciendo llegar el cloud y la seguridad y flexibilidad de Red Hat Enterprise Linux hasta, incluso, en medio del océano", ", explica Rob High, vicepresidente y director técnico de Edge Computing en la tecnológica.

Además de cumplir los objetivos de la misión para llegar a Massachusetts en el menor tiempo posible, el capitán autónomo recurrirá al sistema de gestión de reglas de IBM (Operational Decision Manager - ODM) para seguir el Reglamento Internacional para la Prevención de Colisiones en el Mar (COLREG), así como las recomendaciones del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS).

Por otro lado, como el clima es uno de los factores que más influyen en el éxito del viaje, el barco utilizará los datos del tiempo de The Weather Company de IBM para ayudar a tomar decisiones sobre la navegación.

El Mayflower se convertirá en la primera embarcación de tamaño completo y totalmente autónomo en cruzar el Atlántico y estará haciendo historia y, quizás, abriendo la puerta al desarrollo de naves comerciales autónomas y transformará el futuro de la investigación marina.