Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La pandemia trae nuevas prioridades de TI para las empresas

  • Actualidad

e-commerce

El sector tecnológico ha sido un gran colaborador de las empresas a la hora de cubrir las nuevas necesidades surgidas a raíz de la emergencia sanitaria. La pandemia ha provocado un cambio en las prioridades de TI, a juicio de los expertos de atSistemas, que confirman el aumento de la demanda de formación en tecnología y soluciones de inteligencia artificial y de colaboración, además de producirse un impulso de los canales digitales.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Fruto de la situación crítica actual, las empresas son más conscientes que nunca de la necesidad de ser ‘resilientes’ y la importancia que tienen las tecnologías de digitalización.

La consultora tecnológica atSistemas ha analizado cuáles son las tendencias y tecnologías más demandadas durante la crisis y el papel de los profesionales TIC, capaces de cubrir las necesidades de un mercado digital saturado por la situación actual.

Trabajo en entornos remotos y adopción de herramientas colaborativas
Las plataformas cloud y las herramientas colaborativas o que permiten el trabajo en entornos remoto (sistemas de video en streaming, aplicaciones para realizar llamadas, videoconferencias, chats, etc.) se han convertido en imprescindibles para generar y compartir contenido entre los diferentes miembros de un equipo y, por tanto, para el desarrollo de la actividad de muchas compañías.

Desde el inicio del confinamiento, en España se han duplicado los usuarios en el tráfico relativo a este tipo de aplicaciones de videoconferencias, según datos de DE-CIX, una de las principales operadoras de intercambio de internet en el mundo. En concreto las llamadas a través de Facebook se han incrementado un 70% al mes y las videollamadas y los mensajes de voz han crecido un 100% en WhatsApp, tal como ha recogido Hootsuite, la plataforma líder en gestión de redes sociales, en su último informe en el que ha analizado el comportamiento digital de los usuarios durante la crisis de Covid-19.

Inversión en nuevas tecnologías
El uso de herramientas tradicionales de business intelligence, y de tecnologías, como Big Data, inteligencia artificial o RPA (automatización de procesos mediante la robótica) está siendo mayor en aquellos proyectos que requieren de una gestión especial para hacer frente al coronavirus.

Además, la inversión en estas tecnologías para construir una empresa más inteligente también será esencial a largo plazo tanto desde la analítica y predicción como en la interacción con las máquinas de una forma más humana, a través de asistentes virtuales o chatbots.

Incremento en el uso de canales digitales
Los canales digitales, y en particular el canal web y el canal móvil, están permitiendo amortiguar la caída de las ventas de los canales físicos para muchos negocios. El papel del comercio electrónico es y será clave en los próximos meses, sin perder de vista el aparato logístico que los mantiene.

El incremento de uso de estos canales lleva implícito una mejora de la arquitectura de software que las desarrolla, orientada hacia tres objetivos: reducir la complejidad de usos, aumentar la usabilidad y la flexibilidad.

Formación en tecnologías y necesidad de perfiles tecnológicos
Debido a esta creciente “súper-digitalización” de las empresas cobrará una mayor importancia la formación en profesiones del sector TIC como los ingenieros de software, arquitectos y desarrolladores de tecnologías Cloud, especialista en herramientas de analítica avanzada, especialistas en aprendizaje automático, ingenieros DevOps y expertos en tecnologías de procesamiento del lenguaje natural.

A esta formación se suma la necesidad de las empresas por incorporar a aquellos profesionales TIC con conocimientos metodológicos, en la operativa de IT, tanto gestión de proyectos como coordinación del ciclo de vida de desarrollo: Agile, DevOps y Design Thinking. Estas representan una nueva filosofía con función de facilitadoras para una mayor adaptabilidad a los cambios.