Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Telefónica mantiene su nueva hoja de ruta pese al Covid-19

  • Actualidad

Pallete

Así lo ha dejado claro el presidente de la Telefónica, en su última Junta de Accionistas, que se acaba de celebrar vía telemática. En ella hizo balance de 2019 y subrayó que 2020 estará marcado por la irrupción de la pandemia y su superación, y el arranque del plan de construcción de la 'Nueva Telefónica'.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Desde el punto de vista de las cuentas, la estrategia de Telefónica en 2020 pasa por seguir reduciendo deuda y optimizando la generación de caja.  

Desde el perspectiva estratégica, ha arrancado el plan de acción diseñado para construir la “Nueva Telefónica”, anunciado en noviembre.

Valoración de 2019
Con respecto a 2019, José María Álvarez-Pallete recordó que, en términos orgánicos, Telefónica elevó sus ingresos por encima del 3%, en torno al 2% en resultado operativo antes de amortizaciones e impuestos y el beneficio neto subyacente superó los 3.500 millones de euros. No obstante, reconoció que “es cierto que el beneficio neto se resiente, pero sucede así por una decisión deliberada, ya que recoge el sacrificio de una parte importante de los resultados para hacer frente, entre otros efectos, a costes de reestructuración previstos para llevar adelante nuestro Plan de Acción”.

Además, destacó la fuerte generación de caja, pese a haber invertido 8.800 millones de euros en redes. “Y mientras otros operadores tienen por delante inversiones enormes para desplegar unas infraestructuras tan avanzadas como las que hoy tenemos nosotros, en nuestro caso el pico de inversión sobre ventas ya ha quedado atrás. Pues bien, este elevado volumen de inversiones no ha impedido que en 2019 hayamos alcanzado la cifra de flujo de caja libre más alta desde 2012. Casi 6.000 millones de euros, con un aumento de más del 20%”, señaló.

Los beneficios netos en primer trimestre de 2020 fue de 406 millones, siguiendo la tónica a la baja (un 56,1% menos que en los tres primeros meses de 2019) y que, en este caso, ya reflejan el impacto del coronavirus.

Saca pecho en la actuación frente al Covid-19
En su intervención, explicó que “si hemos aprendido algo de esta crisis es que las infraestructuras digitales han sido fundamentales. Hemos comprobado que disponer de la red de fibra más potente de Europa no es una anécdota; es algo que se revela esencial en momentos cruciales”.

El directivo subrayó que en un momento en el que la sociedad buscaba referencias, las ha encontrado “en el personal sanitario, en policías y militares, en la cadena de suministros de alimentos y, desde luego, en las comunicaciones”. En lo que respecta a este último punto, sostuvo que “hemos podido estar a la altura gracias a que contamos con redes que han demostrado su robustez y se han comportado con total estabilidad y seguridad. Y por nuestra gente, la gente de Telefónica”.

“Vimos que podíamos ayudar y ayudamos. Sentimos que podíamos hacer más y lo hicimos. Sabemos que la razón de ser de una empresa es servir a toda la comunidad de la que forma parte. Y gracias a la claridad de nuestra misión y a nuestros valores, esta crisis ha sacado lo mejor de Telefónica. Nunca nuestro propósito ha tenido más sentido”, aseguró.

Por otro lado, indicó que “favorecer la digitalización del tejido productivo español con tecnologías como cloud, ciberseguridad, big data e Internet de las Cosas, incrementará su competitividad, estimulando el crecimiento y el empleo. Esto es particularmente relevante en el caso de las pymes, por su gran peso en la economía española y su bajo nivel de digitalización. Por ello es tan relevante incluir también en el Pacto Digital el apoyo a estas empresas en su proceso de digitalización”. De acuerdo con el presidente de Telefónica, este Pacto Digital presupone un nuevo diálogo entre los gobiernos, la sociedad civil y el tejido empresarial, con el fin de gestionar la transición digital poniendo a las personas en el centro.               

Telefónica, como empresa digital y tecnológica, se ha revelado, a juicio del ejecutivo, como parte de la solución, tanto desde la respuesta crítica de sus redes como desde el compromiso de su equipo humano con los clientes, proveedores y accionistas, y con la sociedad en su conjunto. “La pandemia ha interrumpido muchas cosas pero otras muchas se pusieron en marcha. Se aceleró la energía transformadora de una empresa líder y de nuestros planes de cambio”, dijo.

Planes de futuro
Álvarez-Pallete repasó también los principales logros del pasado ejercicio y el cumplimiento de los compromisos y objetivos financieros y no financieros. Los primeros, gracias a la consolidación de la senda de crecimiento, a la sólida generación de caja y a la reducción de deuda, de hasta 15.000 millones de euros desde 2016. Los segundos, gracias al liderazgo de la compañía en factores medioambientales, sociales y de Gobierno Corporativo, al crecimiento inclusivo y sostenible y al avance en el compromiso de la compañía con el medio ambiente, ayudando a descarbonizar la economía con las distintas soluciones digitales y las redes de fibra.

“Nos reafirmamos como un gran motor de progreso social. En 2019 nuestra actividad tuvo un impacto en el PIB de los países donde operamos de más de 52.000 millones de euros, generamos 1,1 millones de puestos de trabajo directos e indirectos y realizamos una aportación fiscal de casi 9.000 millones de euros”, detalló.  

Para 2020, explicó que su objetivo financiero es optimizar la generación de caja. Y contamos con un balance sólido y una fuerte posición de liquidez para afrontar los vaivenes de esta crisis. Seguiremos invirtiendo, seguiremos reduciendo deuda y seguiremos manteniendo un dividendo atractivo y sostenible”.  

Por otro lado, revisó los avances de la ejecución de la Nueva Telefónica, estrategia anunciada en noviembre sobre la base de cinco grandes pilares estratégicos para generar valor e impacto en los diferentes grupos de interés del grupo: centrarse en cinco mercados prioritarios (España, Brasil, Alemania y Reino Unido); segregar los negocios de Latinoamérica, la puesta en marcha Telefónica Tech, con la ambición se crear un líder en servicios digitales B2B; crear Telefónica Infra, volcada en infraestructuras de telecomunicaciones; e implantar nuevo modelo operativo más ágil y que permita aprovechar al máximo las sinergias entre todas las líneas de negocio corporativas.

Así, recalcó avances como el acuerdo alcanzado con Liberty para fusionar O2 y Virgin Media en Reino Unido. la adquisición de más de 10.000 emplazamientos de Telefónica Deutschland por parte de Telxius, o la adopción de acuerdos de cloud o ciberseguridad.