Cae la confianza de las empresas de servicios TIC sobre el crecimiento de sus ingresos anuales

  • Actualidad

caida

Aunque las compañías de servicios tecnológicos siguen creciendo por encima del sector servicios en su conjunto, el último TIC Monitor muestra una caída de confianza de los empresarios. En concreto, como consecuencia de la segunda ola de coronavirus, ha descendido del 62,5% al 50,9% el ratio de los que confían en que su facturación crezca hasta final de año.

Recomendados: 

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer 

Este informe, que realizan VASS y CEPREDE, mostraba el mes pasado que, a pesar de la caída de la cifra de negocio del sector de servicios TIC, el optimismo empresarial era elevado con respecto al crecimiento de los ingresos hasta finales de este año. Sin embargo, la segunda ola ha dado al traste con estas previsiones y, si antes el 62,5% confiaban en este incremento, ahora ese porcentaje está en el 50,9%.

Lo mismo sucede, según explican los autores del estudio, en el ámbito de la creación de empleo neto con una caída del indicador de los +14,3 puntos hasta los +7 puntos en una escala de +/-100. Es decir, solo un 53,5% de los empresarios del sector TIC esperan una creación neta de puestos de trabajo a corto plazo (noviembre- diciembre- enero).

Los datos no son positivos con un gran descenso si se compara con los datos de 2019, pero con una leve mejoría si lo hacemos con el mes anterior. Así, la cifra de negocio cayó en términos interanuales un -13,5%, y mejoró con respecto la de la entrega del mes anterior (-14,2%), lo que “va consolidando una tendencia lenta pero constante desde el mes de mayo gracias a las flexibilidades tecnológicas que tiene la propia actividad y que le otorgan una mayor resiliencia”, señala el estudio en su edición de noviembre.

En comparación con los datos de la UE-27, las empresas de servicios TIC empeoran también sus expectativas en ambas facetas, pero lo hacen sólo ligeramente y mantienen en ambos casos mejores registros que las empresas españolas. “Tanto en actividad como en empleo, octubre ha distanciado a España de Europa, por ese empeoramiento diferencial de la segunda ola y la particular incertidumbre política derivada de una siempre compleja negociación de mayorías, torturada por la heterogeneidad de un hemiciclo instalado definitivamente en la radicalidad”, señala Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor.