El sector tecnológico español se recupera tras el impacto de la pandemia

  • Actualidad

crecimiento

El sector tecnológico español está comenzando a recuperarse, tras el impacto sufrido durante el primer año de la pandemia, y ahora los expertos creen que va a acelerar su recuperación. Las estimaciones de IDC indican que en 2021 el gasto en tecnología en España se recuperará rápidamente este año, hasta alcanzar los 45.293 millones de euros. Y destacan el importante papel que tendrá el sector de las telecomunicaciones, que el año pasado ya logró incrementar su participación hasta el 5,5%.

#ITResearch

Descárgate el informe

"España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio"  

en este enlace

Este aumento va en consonancia con la recuperación del sector TI que se va a producir en toda Europa, que IDC estima en un 13,7% interanual, hasta 282.888 millones de euros. La recuperación del sector TI en Europa y España estará relacionada con varias tendencias tecnológicas que se han acelerado a causa de la pandemia, relacionadas con la nube conectada, la hiperautomatización y la experiencia digital habilitada por la inteligencia artificial.

En un reciente evento organizado por la consultora, José Antonio Cano, director de Consultoría de IDC Research España, explica que “los avances en Inteligencia Artificial y la interactividad en nuevas versiones de plataformas RPA están llevando a la introducción de asistentes digitales que trabajarán en nombre de un trabajador para recomendar, priorizar y ayudar a completar el trabajo”.

Por su parte, Roberta Bigliani, Group Vice President, Head of IDC Insights and IDC Future of Work Executive Lead en IDC EMEA, explica que la economía digital está progresando rápidamente, y que para 2022 el 65% del PIB mundial estará digitalizado. Y anticipa que, para entonces, el 31% de las marcas habrán rediseñado su experiencia del cliente para adoptar fórmulas completamente “contactless”. Así, para 2023 la gran mayoría de las compras en establecimientos físicos se harán sin contacto.

Otros datos de interés que ha proporcionado IDC son que este año las empresas se enfrentarán a la necesidad de modernizar las aplicaciones y abordar la integración de datos en silos de nubes. Así, el 20% adoptará arquitecturas de nubes conectadas para poder superar las dificultades que implican estos cambios. Y afirman que la creciente demanda de mayor agilidad, velocidad y flexibilidad impulsará la adopción de soluciones SaaS diseñadas específicamente para las nuevas necesidades de una empresa más distribuida y conectada, lo que fomentará el desarrollo de software nativo de la nube.

Finalmente, IDC destaca que las modalidades de trabajo híbrido se consolidarán en España y en Europa, lo que afectará no solo a la venta de equipos portátiles para el teletrabajo, sino que tendrá un impacto importante en otros ámbitos tecnológicos, como el mercado de la nube. Según IDC, para 2022, el 25% de las empresas del G2000 desplegarán tecnologías que permitan la manipulación y visualización de datos de cara a impulsar el trabajo colaborativo.