El 73% de los empleados quiere que continúen las opciones flexibles de trabajo remoto

  • Actualidad

teletrabajo Microsoft

Cada vez está más claro que se va a imponer un modelo de trabajo híbrido, según un nuevo estudio de Microsoft. En su interior, pone el acento en que este es un cambio que las empresas tienen que abordar, ya que las decisiones que tomen ahora impactarán directamente en quién se queda, quién se va y quién se incorpora a sus filas, y ofrece una serie de recomendaciones sobre qué hacer.

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer 

La forma de trabajo ha cambiado, sin duda, y así lo reflejan muchos informes que tratan de analizar qué nos depara el futuro en este ámbito. Esta misma semana Lenovo ha publicado el informe “El futuro del trabajo y la transformación digital”, y Microsoft ha dado a conocer también los resultados de su primer Índice de Tendencias Laborales -Work Trend Index que, a partir de esta primera entrega, tendrá un carácter anual.

Bajo el título "La próxima gran disrupción es el trabajo híbrido: ¿estamos preparados?", el informe sostiene que, tras los cambios que se hanproducido en el último año en los entornos laborales, estamos en la antesala de una disrupción en el lugar de trabajo. En este sentido, explica que el 73% de los trabajadores encuestados, más de 30.000 en 31 países, quiere que continúen las opciones flexibles de trabajo remoto. Este dato, combinado con el hecho de que las ofertas de trabajo a distancia en LinkedIn se multiplicaron por más de cinco durante la pandemia y con que más del 40% de la mano de obra mundial está considerando dejar su empresa este año y el 46% está planeando mudarse ahora que puede trabajar a distancia, puede ser un cóctel explosivo. De hecho, el estudio sugiere a los líderes empresariales que estén atentos a esta evolución porque "las decisiones que tomemos hoy tendrán un impacto en nuestras organizaciones durante los próximos años. El momento actual requiere de una visión clara y una mentalidad de crecimiento. Estas decisiones tendrán un impacto en todo, desde cómo dar forma a la cultura empresarial, hasta cómo atraer y retener el talento, pasando por la forma de fomentar mejor la colaboración y la innovación”, advierte Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365.

Es decir, la forma de abordar sus políticas de trabajo impactará directamente en quién se queda, quién se va y quién se incorpora a una empresa.

Según el informe, el trabajo híbrido ha llegado para quedarse y los directivos no están en contacto con los empleados, por lo que necesitan una llamada de atención. Los resultados indican también que la alta productividad está ocultando una mano de obra exhausta.

Son solo algunos datos que sirven para advertir a los directivos de que tienen que impulsar los cambios necesarios para pasar a un modelo de trabajo híbrido, para lo que el informe propone empezar por estos pasos:

- Crear un plan para capacitar a las personas que les confiera una gran flexibilidad.

- Invertir en espacio y tecnología para unir los mundos físico y digital.

- Combatir el agotamiento digital desde la cima de las organizaciones.

- Dar prioridad a la reconstrucción del capital social y la cultura empresarial.

- Repensar la experiencia de los empleados para competir por los mejores y más diversos talentos.