Cuatro de cada diez trabajadores cree que su empleo se quedará obsoleto en cinco años

  • Actualidad

Competencias digitales

La automatización está poniendo en riesgo muchos puestos de trabajo. Esto es lo que opinan el 61% de los más de 32.500 trabajadores encuestados por PwC en 19 países. Es más, un 39% piensa que su empleo se quedará obsoleto en cinco años. Sobre sus expectativas, el informe subraya que demandarán capacidades digitales, más flexibilidad y entornos de trabajo más inclusivos.

Recomendados: 

Dell EMC PowerStore: el futuro del almacenamiento está aquí Webinar

7 consejos para proteger los datos de tu empresa y vencer al ransomware Leer 

Anatomía del ataque a una cuenta privilegiada Leer 

La vuelta a la normalidad después de la pandemia vendrá marcada, en el ámbito laboral, por la demanda por parte de los trabajadores de mejores capacidades digitales, de mayor flexibilidad en el empleo  y de entornos de trabajo más inclusivos. Así lo señala el informe ‘2021 Hopes & Fears Survey’, elaborado por PwC, a partir de una encuesta realizada a más de 32.500 trabajadores en 19 países, entre ellos 2.000 españoles, acerca de sus expectativas y temores sobre el mercado laboral del futuro.

La vuelta a la normalidad después de la pandemia vendrá marcada, en el ámbito laboral, por la demanda por parte de los trabajadores de mejores capacidades digitales, más flexibilidad en el empleo  y de entornos de trabajo más inclusivos, según un informe de PwC sobre sus expectativas y temores sobre el mercado de trabajo en el futuro.

El estudio, en el que han participado 2.000 empleados españoles de un total de más de 32.000 de 19 países, destaca que los trabajadores son conscientes de que la crisis provocada por la pandemia ha acelerado la transformación digital de sus empresas y no quieren quedarse atrás. El 77% de los consultados (el 83% en España) asegura estar preparado para aprender nuevas habilidades digitales o para volver a capacitarse por completo. De hecho, el 40% de los encuestados (42% en nuestro país) asegura haber mejorado su formación digital durante los confinamientos y espera seguir haciéndolo en el futuro, y el 74% considera que esta cuestión no es solo responsabilidad de las compañías sino que también es una responsabilidad individual.

Otra conclusión es que el 61% de los encuestados se muestra preocupado porque considera que la automatización está poniendo en riesgo muchos puestos de trabajo. Este es un porcentaje que en España se eleva al 67%. Además, ligado a ello, el 48% (el 44% de los españoles), estima que ‘los empleos tradicionales’ dejarán de existir en el futuro y el 39% (el 29% de las respuestas nacionales) ve probable que su trabajo se quede obsoleto en cinco años. 

Con todo, a pesar de todas estas preocupaciones, los encuestados son optimistas de cara al futuro: el 64% asegura que la tecnología ofrece más oportunidades que riesgos.

El informe también pone de relieve la disparidad en el acceso al upskilling digital. Aunque el 46% de los encuestados con estudios de posgrado afirma que su empleador le brinda muchas oportunidades para mejorar sus capacidades digitales (31% en España); solo el 28% de aquellos que cuentan sólo con una formación básica dicen lo mismo.

La mayoría de los encuestados cree necesaria una mayor flexibilidad a la hora de trabajar y opina que el futuro se impondrá la combinación del trabajo en remoto y el presencial.

Por otro lado, la encuesta revela que la mitad de los sondeados en todo el mundo ha sufrido discriminación en el lugar de trabajo -una cifra menor en los entrevistados en España, el 40%, y esto les ha llevado a perder oportunidades de desarrollo o de formación en su carrera profesional. El informe destaca la discriminación de edad (22%), de género (14%), racial (13%) o de clase social (13%) como las más denunciadas.

Privacidad y tecnología
El 44% de los trabajadores encuestados en el informe estaría de acuerdo en permitir que su empleador monitorice su desempeño a través del uso de la tecnología, mientras que un 31% está en contra. En el caso de los entrevistados en España, un 47% de los trabajadores lo aprobaría; mientras que el 28%, no. Sin embargo, este porcentaje de conformidad cae casi diez puntos, tanto en el mundo como en España, cuando lo que está en juego es el acceso por parte del empleador a datos personales del trabajador: el 41% afirma no estar dispuesto; mientras que el 35% lo consentiría.

Por último, tres de cada cuatro trabajadores encuestados (un 77% en nuestro país) afirman querer trabajar para una empresa que contribuya de manera positiva a la sociedad.

Sin embargo, la actual situación económica está limitando la capacidad de las personas para seguir carreras impulsadas por el propósito, sobre todo, entre los más jóvenes. Si tuvieran que elegir, el 54% de los encuestados apostaría por un empleo en el que maximizaran sus ingresos y el 46% lo haría por un trabajo que marque la diferencia desde el punto de vista del propósito.