Tres de cada cuatro empresas de servicios TI esperan mejorar su facturación a corto plazo

  • Actualidad

pymes-calculos

A pesar del desplome interanual de los ingresos de un 14,1%, los empresarios del sector de servicios TIC español se mantienen muy optimistas. De hecho, en torno al 75% de ellos confía en que sus cifras de facturación mejoren en el corto plazo.

Recomendados: 

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer 

Las expectativas del sector de servicios TIC en España siguen siendo optimistas, una sensación que se mantiene por segundo mes consecutivo, según la última entrega del barómetro de abril TIC Monitor que contiene datos de enero de 2021. En total, un 75,5% de los empresarios consultados por VASS y CEPREDE, confía en una mejora de la facturación a corto plazo, un 5,3% más que en el periodo anterior. Además, el optimismo contrasta con el severo desplome de la facturación de las empresas, que ha caído hasta un -14,8% de forma interanual.

Los datos muestran que existe una confianza general entre los empresarios en que el mes de junio sea clave para la recuperación económica y la vuelta a la normalidad.

El sector sigue creando empleo a pesar la caída de la facturación. La demanda de talento especializado en el sector de servicios TIC ha aumentado un 0,6% de forma interanual. Asimismo, el Indicador de Clima en la contratación continúa su mejora, pasando de +29,5 puntos a +38,1 puntos en una escala de +/-100. Es decir, el 69,1% de las empresas esperan una creación neta de puestos de trabajo entre abril y junio.

“Hay una conciencia general de que la recuperación pasa por rearmarse digitalmente y hay pautas de conducta, ya definitivamente interiorizadas, como la implantación del comercio electrónico, que en las empresas españolas está un 30% por encima del promedio comunitario, y ha crecido un 125% desde 2011”, ha señalado Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor.

Rueda se ha mostrado convencido de que “la economía digital irá ganando protagonismo en España” y, en este sentido, ha sostenido que hay ámbitos que tienen un “potente recorrido aún” como los servicios en la nube (España está aún un 28% por debajo del promedio comunitario), el Big Data (implantado en tan sólo el 6% de las empresas españolas), o la automatización y robotización (que crece un 20% anualmente).