El sector de la consultoría espera crecer más de un 6% en 2021

  • Actualidad

Crecimiento

Las previsiones para el año 2021 del sector de la consultoría son de un crecimiento de los ingresos del 6,2%, hasta un total de 15.439 millones de euros. Así se desprende el estudio de la AEC sobre la evolución de sus empresas asociadas, que han mantenido en 2020 sus ingresos estables, pese a la crisis generada por la pandemia.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Guía completa sobre la economía cloud Leer

Según la AEC, que aglutina a las grandes empresas de consultoría en España, las previsiones de este año son crecer un 6,2%, ya que “la transformación digital es ya imprescindible no solo para mejorar la competitividad de las empresas, sino para asegurar su supervivencia y hacerlas más resilientes”.

La cifra de facturación se situaría en los 15.439 millones de euros, frente a los 14.538 millones alcanzados en 2020. En lo que respecta la creación de puestos de trabajo, el crecimiento ha sido plano, de un 0,7%, lo que llevó el empleo hasta las 204.600 personas.

Según los datos de la asociación, el 66% de los trabajadores del sector disponen de titulación universitaria, muy por encima de la cifra media en la economía española. Además, en los últimos años, ha habido un aumento en la demanda de titulados de FP, alcanzando en 2020 el 19% del total de la plantilla.

El informe de la AEC pone de relieve que la escasez de profesionales provenientes de áreas STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics), necesarios para acometer los proyectos de transformación digital, hace que, cada año, las empresas de consultoría tengan dificultades para atraer el talento que necesitan. Por eso, para las consultoras, la actualización de los conocimientos y habilidades de sus profesionales es esencial. En 2020, la inversión en formación fue de 68,1 millones de euros.

Este dato supone una ligera disminución de esta cifra respecto del año anterior, que se justifica por la necesaria transición a sistemas virtuales de formación, con menores costes operativos. Aun así, la inversión en formación se mantuvo en valores muy superiores a la media de la economía española. Asimismo, el gasto en formación por empleado fue más de tres veces la media por empleado en España. Mientras que las consultoras invirtieron de media 335 euros, el promedio en el país se situó en 106.

La apuesta por la diversidad de género es también una prioridad para el sector. En 2020 el porcentaje de mujeres en plantilla fue del 32,3%, cifra superior a la de matriculadas en carreras técnicas, que no llega al 25% del total.

Por iniciativas, 37% de sus ingresos mediante proyectos que exigen el dominio de tecnologías como el cloud computing, big data & analytics, dispositivos de movilidad en redes sociales, internet de las cosas (IoT), inteligencia artificial, automatización del trabajo humano o blockchain, así como de metodologías Agile y Design Thinking. En total, los ingresos provenientes de la aplicación de estas tecnologías y metodologías suponen 5.300 millones de euros, un 26% más que en 2019.

En lo que respecta a la distribución de ingresos por tipo de servicio, en 2020 la consultoría representó el 21,8% de los ingresos; los proyectos de desarrollo e integración, el 28,9%; y el outsourcing, el 49,3%. La demanda de servicios de desarrollo e integración experimentó un crecimiento significativo como consecuencia del desarrollo de soluciones tecnológicas para dar respuesta a la nueva situación provocada por la pandemia. En este sentido, las plataformas cloud y la ciberseguridad son dos de las áreas que las empresas más han fortalecido debido, principalmente, al incremento del trabajo en remoto.

Por sectores que más invirtieron, un año más, los servicios financieros vuelven a ocupar el primer lugar, con un 34,8% del total de los ingresos; seguidos por las Administraciones Públicas, con un 14,4%; el sector de la energía y de las utilities, con un 13,8%; y el de las telecomunicaciones, con un 12,7%. Estos cuatro sectores representan el 75,7% de los ingresos totales de las empresas de consultoría. El 24,3% restante se reparte entre los sectores de la distribución, con un 7,1%; la fabricación, con un 4,1%; los transportes y el turismo, con un 4,1%; healthcare, con un 3,9%, las constructoras, con un 1,4% y otros, con un 3,7%.

Inversión en innovación
En 2020, el sector destinó a su propia innovación un 3,9% de sus ingresos, lo que equivale a más de 567 millones de euros. Un año más, este porcentaje se sitúa muy por encima de la inversión realizada en España (1,2% del PIB), y en Europa (2,2%).

En valores absolutos, las consultoras invirtieron en innovación un 30% más que en 2019, demostrando el esfuerzo realizado para impulsar la competitividad del país.

De hecho, un 13,6% de los trabajadores del sector están dedicados a proyectos de innovación, que requieren de conocimientos muy especializados y que aportan valor añadido a los servicios prestados. Las horas dedicadas a formación en tecnologías y metodologías disruptivas ascienden al 31% del tiempo invertido en formación en el sector.