La pequeña empresa, ante el reto de crecer online: ¿en qué tipos de marketing invertir?

  • Actualidad

marketing digital

El 55% de las pequeñas empresas españolas realizan actividades de marketing online y el 14% tienen planeada su implementación a lo largo de 2021. Para los expertos de GoDaddy, hay cinco áreas de marketing que son prioritarias para impulsar el negocio digital: contenidos atractivos, redes sociales, inbound marketing, emailings e influencers.

El mundo del marketing ha cambiado porque las circunstancias actuales así lo exigen, las técnicas tradicionales más conocidas ya no son tan efectivas como antes, y la aparición de nuevas herramientas online obliga a estar atentos y responder a los cambios en el comportamiento del consumidor.

Así resume la situación GoDady, que considera que los métodos de marketing que mejor resultado pueden dar a una pequeña empresa que quiera crecer online, son los siguientes:

- Marketing de contenidos: este es uno de los más importantes y que más beneficios traerá a los emprendedores a largo plazo. Engloba todo aquel contenido que se muestra en la página web propia del negocio con el objetivo de que los usuarios conozcan a una marca en profundidad con sus propias palabras, puedan ver si su oferta está a la altura de sus expectativas y confíen lo suficiente como para probar y realizar una compra de sus productos o servicios. La calidad de los espacios, la información, etc. es imprescindible en este punto. Si una pequeña empresa utiliza esta estrategia de marketing, puede ayudar a generar confianza, autoridad y prestigio con sus usuarios.

- Inbound marketing: conocido también como marketing de atracción, es una técnica que atrae a los posibles clientes con contenido útil, relevante y de valor. Esta estrategia hace una captación de usuario no intrusiva y llama su atención de manera sutil y no invasiva, utilizando para ello diferentes canales como redes sociales, blogs o técnicas de SEO, entre otros. Así los clientes potenciales de una marca pueden encontrar los productos o servicios en diferentes plataformas dependiendo de cuales sean sus gustos y costumbres.

- Marketing en redes sociales: utilizar el marketing en las redes sociales, como Instagram o Facebook, de forma correcta, puede ayudar a captar más clientes de forma significativa. Según una encuesta realizada por esta firma, el 16% de las pequeñas empresas encuestadas realizan publicidad a través de plataformas sociales. Llevar a cabo acciones de marketing en estas redes no es algo complicado, pero es necesario planificación y constancia para poder conseguir los objetivos. Pensar en cuáles son las redes sociales más adecuadas para la empresa y al mismo tiempo pensar a cuál de ellas se dirige su público, puede ser una de las tácticas más efectivas a la hora de aumentar el número de clientes objetivo hoy en día.

- Email marketing: aunque a veces pueda dar la sensación de que el envío de emails de una marca pueda ser molesto para los clientes, dirigir estos correos electrónicos tiene una finalidad que no se acerca para nada a la del spam sistemático, de hecho, el 27% de los pequeños negocios en España están valiéndose del uso de sistemas de para sus actividades de marketing por correo electrónico. Este tipo de marketing requiere una muy baja inversión y es una herramienta inmediata con la que realizar ofertas personalizadas que permite medir la repercusión que la campaña ha tenido de forma inmediata. Además, gracias a estas acciones la marca puede lograr una mayor notoriedad, alcanzará una mayor fidelización, ayudará a captar nuevos clientes y aumentará la interacción con estos.

- Marketing de influencia: casi el 10% de las pequeñas empresas españolas ya realizan actividades de marketing con influencers, según la encuesta anteriormente nombrada. Su fundamento se basa en aprovechar la capacidad de alcance que tienen estos perfiles en determinadas redes sociales para que promocionen una marca o aconsejen a sus seguidores sobre un producto o servicio determinado. Esto es clave para conseguir llegar a las audiencias objetivo de una empresa. Para ello, es importante observar e investigar en el mercado cuáles son los perfiles de influencers que encajan más dentro de la estrategia de marketing que se quiere ejecutar. Cuando se consigue contactar con el influencer adecuado, hay que entregar una prueba del producto para que lo prueben y luego lo promocionen o comenten con sus seguidores los beneficios y cualidades.