El ecosistema emprendedor en España es cada vez más sólido

  • Actualidad

jovenes emprendimiento

El ecosistema español de emprendedores y startups es cada vez más sólido, con proyectos más maduros y con un porcentaje de emprendedores muy estable. El 80% de los emprendedores españoles son hombres, su edad media se sitúa entre los 25 y 34 años, y un 98% tiene estudios universitarios.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer

Como suele ser habitual, pocos días antes de que se celebre una nueva nueva edición de South Summit, sus organizadores ofrecen un análisis del estado del emprendimiento y las startups en nuestro país. La octava entrega del “Mapa del Emprendimiento 2021”, cuyos datos preceden a la celebración del evento del 5 al 7 de octubre en Madrid, concluye que el ecosistema emprendedor español consolida su madurez. Las startups españolas han superado los 2,7 años de vida, lo que muestra proyectos más maduros respecto a años anteriores (2,2 años de vida media en 2019 y 2,5 en 2020). Aún así, la edad media de los proyectos españoles todavía está por debajo de la de los proyectos europeos, que tienen 2,87 años de media, y muy por debajo de las startups procedentes de Latinoamérica, que registran 3,23 años de vida como promedio.

Las conclusiones muestran que hay un porcentaje muy estable de emprendedores en serie (60%), que aportan gran solidez profesional a la startup, y de nuevos creadores de startups (40%), caracterizados por su criterio para identificar oportunidades de mercado. El 35% de los emprendedores afirma haber vendido, al menos, una startup y cerca de seis de cada diez confirman el fracaso de, por lo menos, uno de sus proyectos anteriores. En cualquier caso, la probabilidad de fracaso disminuye con la experiencia y el aprendizaje, según confirman los datos obtenidos.

Aunque el ecosistema emprendedor se fortalece día a día en nuestro país, todavía tiene como asignatura pendiente incrementar la presencia entre sus filas del talento femenino. El desajuste en el ecosistema por la mayor presencia de hombres frente a mujeres (80% vs 20%) es una realidad transversal a la geografía y a todos los sectores industriales. No obstante, en el último año ha aumentado la presencia de mujeres en sectores como Ecommerce, Turismo, Agrotech y Energía, en detrimento de otros ya clásicos como Fintech, donde se ha reducido la presencia de emprendedoras.

Respecto a la radiografía del emprendedor español, se mantiene estable durante los últimos años: hombre (80%), con una edad media de entre 25 y 34 años y estudios universitarios (98%). En esta octava edición del mapa se confirma que la formación ‘coloca’ dentro del ecosistema emprendedor, es decir, suelen tener una alta cualificación: un 16% dispone de un doctorado, máxima formación profesional. Este perfil apuesta por la creación de startups innovadoras en sectores claves , como Salud, Agricultura, Digitalización, Energía o Transporte. 

Estado de las empresas
Si hablamos de fuentes de financiación, un 62% de las startups españolas cuenta con fondos propios como primer recurso económico, una alternativa que registra un máximo histórico frente a Family, Friends and Fools (19%), fondos privados (15%) o públicos (5%). En cualquier caso, las startups no solo buscan más financiación (19%) o ganar mayor visibilidad (18%), también reclaman como necesidad prioritaria mejorar la fiscalidad.

El gran grueso de las startups españolas ya han lanzado su propio producto (62%) y está generando tracción. Además, la madurez del ecosistema se mide también por la capacidad de generación de oportunidades laborales: el 74% de los proyectos españoles tiene ya entre 2 y 10 empleados, mientras que un 17% cuenta con entre 10 y 50 profesionales en su equipo. En cuanto al nivel de ingresos, en España un 12,2% de las startups tiene EBITDA positivo y las previsiones son muy buenas, dado que otro 37% confía en lograrlo en un año.

Además, cada vez más startups puede considerarse una scaleup, es decir, un proyecto en su fase de mayor desarrollo que ya ha avanzado en la ejecución de su modelo de negocio, consolidando su crecimiento tanto en ingresos como en empleados. Si nos centramos en cuál es su situación: un 24% de las scaleups ya factura más de un millón de euros y el 60% dispone de más de 10 empleados, su sector preferido es la educación e IA, la herramienta más habitual con la que trabajan.

Un año más Fintech sigue posicionada como la industria ‘reina’ del ecosistema emprendedor, pero irrumpen con fuerza en 2021 Agrotech y E-commerce, ambos sectores muy influidos por las tendencias surgidas a raíz de la pandemia. En cuanto al modelo de negocio, sigue en aumento la suscripción como el preferido por las startups españolas.

Otro de los datos a resaltar de esta octava edición del Mapa del Emprendimiento tiene que ver con las patentes, un parámetro considerado elemento diferencial para demostrar la consolidación del ecosistema emprendedor. A tenor de los datos, España está ‘perdiendo este tren’, dado que solo un 16% de las empresas emergentes creadas en nuestro país cuenta con este derecho tramitado para proteger la propiedad intelectual, frente al caso de Norteamérica donde ese porcentaje alcanza el 29% de los proyectos.

Para realizar el informe se ha tenido en cuenta una muestra de más de 1.860 startups de los 3.800 proyectos inscritos a la Startup Competition, de donde se han elegido las 100 startups finalistas de la próxima edición de South Summit.