Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cuestiones básicas para desplegar la inteligencia artificial con éxito en la empresa

  • Estrategias digitales

Robot

Nadie duda de las bondades que va a aportar la inclusión de la inteligencia artificial a los procesos de negocio de las empresas, pero cómo introducirla y aplicarla con efectividad plantea a día de hoy retos. Algunos de ellos tienen que ver con la ética, según han reconocido ejecutivos de empresa y autoridades en un reciente evento celebrado en torno a esta tecnología.

  Quizá te interese...

Una vez que las compañías han realizado su primera toma de contacto con la inteligencia artificial (IA), cobra mayor importancia el discurso sobre cómo aplicar la tecnología en el día a día de las empresas de forma efectiva y ética, debido al aumento de la preocupación de los consumidores y de los trabajadores de las empresas.

Sage ha reunido a algunos de los principales líderes empresariales y autoridades gubernamentales de diferentes países para abordar este tema y el resultado es la siguiente lista de necesidades para llevar a buen término la incorporación de la tecnología a los procesos corporativos:

1. Introducir de directrices relacionadas con la inteligencia artificial y un marco ético para su aplicación. Las empresas tendrán que desarrollar y revisar dichas directrices mientras, que, los gobiernos observarán el papel de los reguladores para ayudar a sectores específicos en la implementación de best practices.

2. Desmitificar la tecnología y compartir la responsabilidad para una implementación exitosa de la misma. En este punto, se tendrá que contar con expertos externos en el marco de las organizaciones para explorar las opciones que la IA ofrece en función de las necesidades corporativas.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

3. Fomentar la confianza de los trabajadores y empresarios en la inteligencia artificial. Mientras que las empresas deben mantener a sus stakeholders al tanto de sus avances y propósitos en el uso de la IA, los gobiernos han de llevar a cabo campañas de concienciación para reducir la inhibición de la tecnología en la vida cotidiana.

4. Integrar la tecnología  en el desempeño de la fuerza de trabajo. Los departamentos de Recursos Humanos deben integrar el uso de datos en sus procesos para monitorizar las demandas del mercado de trabajo y las habilidades de los posibles futuros empleados. Por parte de las administraciones, se debe asegurar que los jóvenes abandonan su periodo educativo con la formación y habilidades suficientes en materia de Inteligencia Artificial para incorporarse de forma competitiva al mercado de trabajo.

“En la actualidad el desafío pasa por alejar la conversación acerca de la Inteligencia Artificial como una posible amenaza para los humanos y alentar a las compañías a abordar dicha tecnología como un complemento a las capacidades de sus trabajadores”, ha destacado Sage.