Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 81% de las PYMES españolas no tiene un plan digital

  • Estrategias digitales

presentación estudio pyme sage

Solo el 19% de las pequeñas y medianas empresas españolas han establecido un plan digital y, de éstas, algo más del 50% tiene un presupuesto asignado a dicho plan. Es más para la mayoría de ellas, concretamente para el 97%, la transformación digital ni tan siquiera es una prioridad.

El 56% de las PYMES españolas cree que su facturación mejorará en los próximos doce meses debido, fundamentalmente, al aumento de la demanda de los clientes y a la tendencia de crecimiento de la economía reflejada en el PIB.  No mencionan que el uso de las nuevas tecnologías ni la digitalización de sus negocios como factor clave en dicha mejora del negocio, según la “Radiografía de la Pyme 2018”.

No es de extrañar porque solo el 19% de ellas tiene establecido un plan digital para el negocio, y para el 97% no está entre sus prioridades.

El estudio desvela que el 76% han invertido en “digitalización” en los últimos dos años, concretamente una media de 10.000 euros anuales, un dinero que se concreta en servicios de voz, acceso a Internet y en la web, pero matiza que “la transformación digital va mucho más allá, es un concepto 360º que aplica a todos los procesos del negocio, aplicaciones de gestión, servicios en la nube, procesos de gestión de clientes, marketing… y, por supuesto, a las personas. Además, en este punto, apunta que el 69% de las pequeñas y medianas no cuentan con personal con habilidades digitales, y que el 80% de ellas necesitará ayuda externa para la puesta en marcha de la digitalización del negocio.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

El documento profundiza también en las oportunidades que supone la digitalización, entre las que destacan “la eficiencia, la mejora de la gestión, la reducción de los tiempos y el aumento de la rentabilidad”.

Entre los obstáculos figuran, según el informe, la percepción del elevado coste de implementación, la escasa formación de los empleados y la ausencia de personal cualificado.