Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pocos fabricantes de automóviles se aprovechan hoy de todo el potencial de la IA

  • Estrategias digitales

inteligencia artificial IA

La implantación de la inteligencia artificial en el sector del automóvil avanza lentamente, según un informe de Capgemini. Según los datos, son muy pocas las grandes compañías de esta industria que han implementado esta tecnología en todos los niveles de la organización, pese a que su adopción podría impulsar los beneficios operativos de las firmas en un 16%.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Según el estudio, un 39% de las compañías del sector no han implantado este tipo de soluciones; un 26% están realizando pilotos y pruebas de concepto; un 10% han realizado una implantación selectiva, y solo un 24% las ha adoptado en todos los niveles de la organización (a escala), que es el punto a partir del cual se obtendrían todo el potencial de la tecnología.

Es la conclusión a la que llega el Instituto de Investigación de Capgemini tras encuestar a 500 directivos de grandes empresas de la industria de la automoción de China, Francia, Alemania, India, Italia, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

Según el estudio, el sector puede obtener beneficios sustanciales derivados de la adopción a escala de la IA, por lo que un fabricante tipo de entre los 50 más importantes del mundo podría estar perdiendo entre 232 millones de dólares y 764 millones.

Entre las empresas que ya han implantado la tecnología prima la percepción de que genera ventajas en todas las áreas de la industria de manera consistente. De media, ha generado un incremento del 16% en la productividad en el área de I+D, mejoras del 15% en la eficiencia operativa de la cadena de suministro y del 16% en operaciones/fabricación. También ha reducido un 14% los costes directos en el área de experiencia del cliente y del 17% en la de TI, mientras que el time to market ha disminuido un 15% en I+D y un 13% en marketing y ventas.

También hay una percepción generalizada de que genera puestos de trabajo, no los destruye.  

Por otro lado, el informe también identifica algunas de las empresas que están llevando a cabo proyectos de éxito con la tecnología. Entre ellas destacan Continental, que la emplea para realizar simulaciones de recorridos cada hora, datos que antes obtenía mensualmente; Volkswagen, que utiliza soluciones de machine learnig para realizar estimaciones de ventas precisas con 250 modelos de automóviles en 120 países, o Mercedes-Benz, que usa un sistema de reconocimiento visual basado en IA para los servicios de entrega de paquetería, que puede reducir el tiempo de carga de los vehículos un 15%.