Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para implantar proyectos de inteligencia artificial con éxito en el sector del automóvil

  • Estrategias digitales

Dinero inversión

Solo algunas empresas del sector automoción están logrando avances considerables con la aplicación de la inteligencia artificial, pero otras están teniendo dificultades para centrarse en los casos de uso más efectivos. Las claves para su adopción exitosa son más inversión, competencias e infraestructura, según Capgemini.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Según un estudio del Instituto de Investigación de Capgemini, un 39% de las compañías del sector no han implantado este tipo de soluciones; un 26% están realizando pilotos y pruebas de concepto; un 10% han realizado una implantación selectiva, y solo un 24% las ha adoptado en todos los niveles de la organización (a escala), que es el punto a partir del cual se obtendrían todo el potencial de la tecnología.

La tecnología puede generar una ventaja significativa para todas las empresas de automoción, pero solo si se implanta a escala. En este sentido, como explica al respecto Markus Winkler, vicepresidente ejecutivo y responsable a nivel mundial del sector automoción de Capgemini, los fabricantes de vehículos deben empezar a darse cuenta de que la inteligencia artificial no es una oportunidad aislada, sino una capacidad estratégica necesaria para definir un futuro en el que deben gestionar las cuestiones relativas a la inversión, el talento y la gobernanza digital.

Para que dé sus frutos, la firma subraya que las organizaciones deben invertir en las competencias adecuadas, contar con datos de calidad y con una estructura del equipo directivo que proporcione el apoyo necesario y marque el rumbo adecuado.

Para implantar a escala, las empresas deben invertir, mejorar las competencias de la plantilla y crear infraestructura. De hecho, el informe confirma que las compañías que más éxito han tenido en implantar la tecnología, invierten mucho más dinero (el 86% de los “ganadores” invierten más de 200 millones de dólares al año).

También dedican mucho esfuerzo a contratar personal con las competencias necesarias y a formar a los empleados en ella. El 32% de los ganadores considera que la contratación es importante para su estrategia de IA, frente al 14% que así lo considera del resto de compañías, y el 25% ofrece formación de forma proactiva para la mejora y actualización de competencias de los empleados, en comparación con el 8% del resto.

Asimismo, han establecido una estructura de gobernanza que prioriza y promueve la inteligencia artificial, con medidas que incluyen una dirección central para regular la inversión en esta materia y un equipo transversal de expertos en tecnología, negocio y operaciones.