Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Gobernar los datos ya es prioridad para la mitad de las empresas españolas

  • Estrategias digitales

Dato-servicio

Casi la mitad de las empresas españolas tienen entre sus prioridades aplicar políticas de gobierno del dato, según un estudio patrocinado por Denodo. Las razones son varias pero tienen su base en la necesidad de gestionar, explotar y monetizar la cantidad de información que crece exponencialmente.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

En un escenario hiperconectado en el que los datos crecen exponencialmente, éstos se están convirtiendo en un activo de gran valor para las organizaciones siempre y cuando sean capaces de gestionarlos, explotarlos y rentabilizarlos.

Por eso, no es de extrañar que el estudio “360º de la gestión y explotación del dato”, realizado por IKN y patrocinado por Denodo, concluya que casi la mitad de las empresas encuestadas tiene entre sus prioridades aplicar políticas de gobierno del dato para monetizar la información, optimizar sus operaciones o crear modelos predictivos que mejoren el proceso de toma de decisiones.

De este mismo estudio, se desprende que la gestión y el gobierno del dato empiezan a ser una responsabilidad compartida entre el equipo de TI y las distintas áreas de negocio. Hay una necesidad de mejorar la gestión de los datos de forma conjunta y establecer una cultura del dato en las organizaciones. Así, casi un 70% de los encuestados afirma que su organización ya ha implantado una política corporativa de gobierno y gestión del dato o está en proceso de hacerlo.

Los retos
La gran heterogeneidad de los sistemas de información corporativos, que han pasado rápidamente a incluir fuentes para el tratamiento de datos no estructurados (repositorios NSQL, plataformas Hadoop, Spark, etc.), ha conllevado una disminución de la calidad de los informes debido a problemas importantes de gobierno del dato. Por ejemplo, un 79,7% de los encuestados reconocen incoherencias en los informes cuando los mismos son generados por diferentes equipos, con la consiguiente pérdida de valor para el negocio. 

En cuanto al self-service o auto servicio de datos por parte de los usuarios de negocio, se trata de una tendencia cada vez más asentada, ya que permite agilizar la entrega de datos sin necesidad de recurrir constantemente al departamento de TI para obtener las vistas. En concreto, un 70% de los encuestados afirma haber implantado un modelo de self-service en el que los usuarios pueden preparar los informes tanto por ellos mismos como bajo la supervisión de TI. Sin embargo, el problema al que se enfrentan las empresas en este entorno es de nuevo manejar la complejidad del almacenamiento de datos que existe en cualquier organización, así como su fragmentación y dispersión. Al haber decenas y centenas de conexiones punto a punto entre las herramientas analíticas y las múltiples fuentes de datos inconexas de la empresa, se corre el peligro de que la calidad de los informes obtenido en escenarios de auto servicio de datos sea muy inconsistente.

En líneas generales, para resolver estos temas y ser capaces de gestionar la información dispersa y sin perder calidad, Denodo recomienda utilizar tecnologías de virtualización de datos que ofrecen un único punto de acceso y entrega de datos desde múltiples fuentes estructuradas y no estructuradas, lo que permite gestionar las reglas de gobernanza de una forma centralizada, facilita su gestión y simplifica la arquitectura.

Este middleware, según José Juan Sánchez, su director de marketing para EMEA, permite “un mejor gobierno del dato, una mayor seguridad, y una agilidad máxima en la entrega de datos al negocio”.