Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La UE aconseja excluir a 'proveedores de alto riesgo' del despliegue de 5G en Europa

  • Estrategias digitales

pilotos 5G

La Comisión Europea acaba de dar a conocer las directrices que los países miembros de la Unión van a adoptar para el despliegue de 5G. Con estas medidas el organismo pretender minimizar al máximo los riesgos de seguridad relacionados con 5G.

Ya se conocen las medidas que los estados miembros de la Unión Europea van a tener que adoptar, antes del 30 de abril de este año, para el despliegue de 5G. Así lo ha dado a conocer la Comisión Europea que, tras meses de evaluar los posibles riesgos que conlleva el despliegue, insta a los 27 países miembros a “avanzar de manera conjunta” en la implantación de la quinta generación de redes móviles.

“Las redes 5G permiten hacer muchas cosas”, ha asegurado Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva y responsable de la Agenda Digital. “Esta tecnología cambiará las cosas para mejor, pero sólo lo harán si podemos garantizar la seguridad de nuestras redes. Sólo entonces, los cambios digitales redundarán en beneficio de todos los ciudadanos”.

Durante la presentación, el organismo ha querido dejar claro que, aunque son “los agentes del mercado” los mayores responsables del despliegue, 5G es una tecnología estratégica “para el conjunto del mercado único y la soberanía tecnológica de la UE”. Es por este motivo por lo que es “indispensable” coordinar el desarrollo “para velar por que las empresas y los ciudadanos puedan sacar plena ventaja de la nueva tecnología de forma segura”.

La Comisión reconoce los “enormes” beneficios que conlleva, pero también recuerda “estas redes afectan a miles de millones de objetos y sistemas conectados, en sectores fundamentales como la energía, el transporte, la banca y la sanidad, así como a sistemas de control industrial que contienen información delicada y sirven de respaldo a los sistemas de seguridad”.

5G “ofrece más puntos de acceso a los atacantes. Las amenazas aumentan y cada vez son más complejas. Puesto que muchos servicios esenciales dependerán de las redes 5G, garantizar su seguridad reviste la máxima importancia estratégica para toda la UE”.

En cuanto al punto más polémico de su implantación, es decir, qué empresas pueden o no pueden acceder al despliegue, la UE no nombra a nadie en particular, aunque reconoce que entre los mayores desafíos se encuentra “el riesgo de interferencias de agentes de terceros países o respaldado por estos a través de la cadena de suministro”.

Para evitar “males mayores”, los estados miembros reforzarán los requisitos de seguridad, evaluarán los perfiles de riesgo de los proveedores, aplicarán las restricciones pertinentes a los proveedores considerados de alto riesgo y dispondrán de una estrategia para garantizar la diversificación de los proveedores.

La UE recuerda que en caso necesario actuará para “garantizar la seguridad de la infraestructura y la cadena de suministro”.

Europa “lo tiene todo para liderar la carrera tecnológica. Hoy dotamos a los Estados miembros de la UE, a los operadores de telecomunicaciones y a los usuarios de los instrumentos necesarios para construir y proteger una infraestructura europea que responda a las normas de seguridad más exigentes, al objeto de que todos disfrutemos plenamente del potencial que ofrecen las redes 5G”, finaliza Thierry Breton, comisario europeo para el Mercado Interior.