La industria española identifica dos prioridades para salir de la crisis: mejorar procesos y transformarse

  • Estrategias digitales

Directivo

Las empresas industriales españolas tienen dos retos tras la irrupción brusca del coronavirus: la reestructuración operativa y la gestión de personas, y en línea con esos desafíos tienen diversas prioridades, entre las que destacan mejorar sus procesos y avanzar en su transformación digital. Lo tendrán que hacer en un contexto en el que gran parte de sus directivos ve lo negativo de la situación y un 26% de ellos teme que empeore.

Un sondeo entre las empresas españolas llevado a cabo por KPMG y CEOE recoge en su sección de industria la necesidad de la compañías nacionales de acelerar su transformación digital para paliar el impacto de la crisis ante la que las organizaciones no cierran los ojos por el gran impacto que está teniendo, y eso se traslada a su análisis de la situación.

En este sentido, casi la mitad de los directivos y empresarios encuestados (el 48%) califica de negativa la situación actual del sector y un 26% teme que empeore en los próximos meses.

Respecto a las perspectivas, un 43% considera que el sector presentará mejoras en los próximos doce meses, periodo en el que uno de cada cuatro participantes cree que su facturación recuperará los niveles previos al coronavirus. En este sentido, un 45% espera alcanzar este nivel en 2022, porcentaje que se reduce al 16% con aquellos que esperan una recuperación más allá de este periodo.

Superada la fase más virulenta del coronavirus y después de evaluar la situación, ha tocado identificar retos y fijar prioridades. El 61% de las fábricas españolas piensa que la gestión de personas es el principal reto al que se enfrentarán en la nueva normalidad y un 52% señala la reestructuración operativa como la principal medida que tomará su empresa. Entre sus prioridades estratégicas para los próximos doce meses se encuentran las mejoras en los procesos (75%), transformación digital (45%) y el desarrollo de nuevos productos y servicios (39%). Un 36% destaca la expansión y crecimiento internacional, mismo porcentaje de encuestados que apuestan por reforzar la sostenibilidad.

Actualmente, el 32% de las empresas considera que la disponibilidad de personal cualificado en nuevas tecnologías podría ayudar a acelerar la digitalización y la Industria 4.0. El mismo porcentaje de aquellos que destacan una visión estratégica y global como principal elemento de incentivo en la transformación digital de la industria post Covid-19.

En cuanto a las áreas de la empresa con mayor potencial de optimización, un 37% destaca la producción, un 25% la logística y un 21% el personal. La energía (10%) y la función financiera (17%) ocupan las últimas posiciones.

De cara al futuro, el aumento de la productividad y la inversión en innovación, son los aspectos más importantes para aumentar la competitividad de las empresas para el 67% y 59% de los encuestados respectivamente. El fomento de la formación de los empleados ocupa el tercer lugar con un 46% de respuestas seguido del desarrollo de una estrategia centrada en la marca (32%).