Dos de cada tres empresas cambiarán su modelo operativo tras la pandemia

  • Estrategias digitales

Tendencias Tecnología

El 66% de las empresas de la región de EMEA tienen planes para adoptar un modelo operativo diferente al que tenían antes de la pandemia, según un estudio de IDC para Unisys. Un cambio palpable es el papel que jugará la experiencia del empleado que, a partir de ahora, estará en el centro de sus estrategias, y eso exigirá nuevas inversiones en tecnología.

Recomendados: 

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer 

Este estudio de IDC, que acaba de presentar Unisys, sostiene que, tras la pandemia, habrá cambios en los modelos operativos de las organizaciones, y así lo han reconocido dos tercios de los 1.100 participantes de quince países. Un 64% ha admitido, además, que el foco se encuentra ahora en garantizar la experiencia del trabajador Para el 47%, el nuevo modelo operativo mejorará la productividad y para el 61% el objetivo es incrementar la seguridad.

Prioridades equivocadas
El estudio muestra una dura realidad en las organizaciones de hoy en día: muchas empresas aseguran haber perdido el contacto con sus empleados y, por tanto, admiten que estaban centrándose en prioridades equivocadas:

- Mientras que para el 66% de los profesionales, la localización y los horarios son fundamentales para la conciliación, sólo el 49% de los directivos creen que este es un aspecto importante para los trabajadores de su organización.

- Más de la mitad de los profesionales (51%) considera crucial contar con responsabilidad individual y de equipo. Solamente el 31% de los directivos cree que es importante que su equipo cuente con responsabilidades propias. Esta brecha entre directivos y profesionales no es tan amplia en EEUU, donde el 63% de los profesionales valora especialmente la asunción de responsabilidades, pero el 51% de los directivos también otorga especial importancia al asunto.

- Por el contrario, ofrecer la tecnología más avanzada a los trabajadores es muy importante para el 55% de los directivos. Sin embargo, sólo el 43% de los profesionales cree que esto es vital para el desempeño de su actividad.

Una brecha similar entre directivos y profesionales se observa también en la práctica del teletrabajo:

- Mientras que el 38% de los directivos cree que el teletrabajo ahonda las dificultades de comunicación entre miembros del equipo, sólo el uno de cada cuatro trabajadores cree que el teletrabajo supone un problema en este sentido.

- De la misma manera, el 38% de los directivos cree que con el teletrabajo se pierde capacidad de gestión y visibilidad de las tareas, una preocupación que solo afecta al 7% de los profesionales.

- El acceso a la información necesaria para realizar el trabajo es un problema para el 38% de los directivos pero solo para un 11% de los empleados.

- El uso de nuevas tecnologías debido al trabajo remoto es un desafío para el 41% de los directivos. Sólo un 10% de los trabajadores considera este hecho un reto en su día a día.

En general, los profesionales son mucho más positivos que los directivos con la adopción del teletrabajo. De hecho, para uno de cada tres no ha supuesto ninguna transformación importante en su forma de trabajar.

En realidad, más allá de las preocupaciones mostradas, dos de cada tres directivos admite que el trabajo en remoto es tan productivo (o incluso más) que el trabajo en la oficina. De hecho, con el objetivo de capitalizar esta tendencia, el 42% de las empresas tiene planeadas inversiones para generar crecimiento y priorizar la innovación una vez superada la pandemia. Entre las tecnologías que más beneficios podrán ofrecer a las empresas en los próximos cinco años se resaltan 5G (para el 48%), IoT (para el 46%), la Inteligencia Artificial (52%) o plataformas de seguridad (40%).

El desafío ahora mismo, según Unisys, consiste en ofrecer una experiencia paritaria para los trabajadores, sin importar si trabajan en casa, en la oficina o si cuentan con una opción intermedia. Es decir, según afirma Kevin Turner, responsable de estrategia de Puesto de Trabajo Digital en Unisys, “que cada trabajador encuentre su forma individual de trabajar pero que pueda ser productivo en cualquier lugar, en cualquier momento y sin importar el dispositivo que esté utilizando. La Inteligencia Artificial, la automatización, la analítica y la resolución proactiva de problemas son tecnologías y procesos que pueden ayudar a que esto se consiga. Este estudio de Unisys muestra las diferentes percepciones en lo que se refiere a un puesto de trabajo digital actual pero también que hay muchas empresas ya adelantándose a lo que ese puesto de trabajo digital debe ser”.