Claves digitales para impulsar una rápida recuperación del sector hotelero

  • Estrategias digitales

hoteles

Tras la pandemia, el sector necesita ofrecer una rápida respuesta a las nuevos comportamientos digitales de los consumidores, según un estudio de Aruba. Su transformación digital es clave para garantizar su recuperación a largo plazo. Esta firma propone digitalizar tres áreas clave para asegurar su competitividad.

Según un informe de Aruba, en 2020 el sector hotelero se encontraba en una posición “saludable”en lo que a adopción de tecnologías avanzadas y migración hacia el Edge se refiere. Más de la mitad de los responsables de TI del sector hotelero habían empezado a realizar pruebas o aplicaciones en áreas como la inteligencia artificial (55%), Internet de las Cosas (70%) y machine learning (57%).

En ese momento, las empresas de este sector ya estabam enfrentándose también a la enorme cantidad de datos que producen estas nuevas tecnologías. Una cuarta parte afirmaba que sus sistemas no podían manejar tantos datos, y que no podían procesar la información recogida con la suficiente rapidez para tomar decisiones. En el último año el volumen de los datos ha crecido exponencialmente.

Para controlar todos estos datos, la compañía de HPE ha realizado un nuevo informe que, bajo el título "Serving Hospitality at the Edge”, establece tres áreas clave de enfoque para las organizaciones del sector, proporcionando una hoja de ruta clara para configurar la red adecuada para el éxito futuro:

Paso 1 – Procesamiento eficiente de los datos
Las compañías deben seguir los datos en el extremo de la red para procesarlos de forma más eficiente, capturándolos en tiempo real en su origen, en lugar de transferirlos de vuelta a un hub centralizado. El informe indica que el 54% de los responsables de TI del sector hotelero ya estaba utilizando o probando las tecnologías centradas en el Edge antes de la pandemia, y otro 16% ya estaba trabajando en el Edge. Aunque esto muestra una proporción menor de empresas hoteleras que operan en el Edge en comparación con otras industrias (el 28% en todos los sectores), estos pioneros están ofreciendo con éxito nuevos resultados, como la utilización de la tecnología de reconocimiento facial (49%), la experimentación con la traducción en vivo, en tiempo real y en varios idiomas (45%), y la creación de experiencias mejoradas de realidad aumentada y virtual (43%) como resultado.

Paso 2 – Análisis inteligente de los datos
Capturar todos esos datos es una cosa, pero ser capaz de tomar decisiones en base a ellos es algo totalmente distinto. Por ello, la IA desempeña un papel cada vez más importante, no solo para ayudar a mejorar el servicio al cliente, ofrecer experiencias personalizadas a los huéspedes y apoyar la gestión de la marca, sino también para ayudar a los equipos de TI en la resolución de problemas de la red con el fin de evitar cualquier tiempo de inactividad costoso o dañar la experiencia del usuario. A medida que la IA se vuelve más sofisticada y los modelos de machine learning tienen acceso a más y más datos, su importancia en el sector hotelero seguirá creciendo.

Paso 3 – Almacenamiento seguro de los datos
Dado que la implementación de la tecnología está creciendo, hay una necesidad cada vez mayor de vigilar los niveles crecientes de conectividad de aplicaciones y dispositivos. Y esto está causando quebraderos de cabeza a las empresas hoteleras, ya que el 67% de los responsables de la toma de decisiones creen que la conexión de dispositivos IoT en el Edge haría que su negocio fuera más vulnerable. Será fundamental que estas compañías pongan en marcha las soluciones adecuadas para asegurarse de que bloquean sus datos lo suficiente como para tranquilizar a los clientes sin bloquear la innovación digital.

Aruba cree que un enfoque Zero Trust para la seguridad es parte de la respuesta, pero la visibilidad de la red y la identificación de los dispositivos también se convierten en la clave, proporcionando una visión única de las redes cada vez más fragmentadas, y dando a los equipos de TI la capacidad de conceder niveles diferenciados de acceso a los datos según el dispositivo o el grupo de usuarios (es decir, invitados o personal).