Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Larga vida al Mobile World Congress

  • Opinión

MWC 19

El Mobile World Congress ha cerrado sus puertas batiendo récords de asistencia. Barcelona ha sido el centro del mundo tecnológico en una semana en la que se han presentado un sinfín de novedades.

La visión del MWC 2019. Bárbara Madariaga

La ciudad (inteligente) sí es para mí

Preparados para la era de la inteligencia artificial, ¿o no?

Rendidos a 5G

Y el Mobile World Congress comenzó 

Qué esperar del Mobile World Congress

Ni las próximas elecciones generales, ni el Brexit, ni siquiera el Real Madrid-Barcelona. Si ha habido un protagonista esta semana que ha acaparado cientos de titulares ése ha sido el Mobile World Congress, el evento tecnológico por excelencia que ayer cerró sus puertas tras registrar récords de asistencia y con un gran protagonista: 5G.

Durante los últimos seis días (sí, han leído bien, seis días. Aunque el Mobile World Congress comenzó oficialmente el lunes, durante el fin de semana previo ya se anunciaron un sinfín de novedades) el mundo ha tenido sus ojos puestos en Barcelona, una ciudad que está más que preparada para acoger un congreso de tal magnitud. Y no lo digo yo (que también) sino que me remito a las palabras pronunciadas por el Rey Felipe VI en la cena de bienvenida, en las que destacó que Barcelona es una de las mejores ciudades del mundo para el negocio tecnológico, o a las de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, quien recordó, en el discurso inaugural del Mobile, que no hay mejor país que España ni mejor ciudad que Barcelona para albergar un evento de este tipo.

Sin duda, ésta ha sido una edición de récords. Más de 109.000 personas (de todo el planeta) han pasado por la Fira de Barcelona para conocer de primera mano cómo las últimas innovaciones en materia de 5G, movilidad, smart cities, inteligencia artificial, robótica… nos están cambiando la vida. El impacto económico ronda los 500 millones de euros y se han creado cerca de 14.000 puestos de trabajo temporales. ¡Ahí es nada!

El negocio que deja el Mobile World Congress en tan solo una semana es más que importante. Es por este motivo por el que nos tenemos que felicitar, como anfitriones, ya que la edición de 2019 ha sido mucho más tranquila que la de 2018, ¡dónde va a ir a parar!

A grandes rasgos, la normalidad ha imperado y aunque se habían convocado huelgas, protestas y manifestaciones la repercusión de éstas ha sido mínima. Hechos puntuales que no han impedido que esos cientos de miles de personas que nos han visitado se hayan ido con un buen sabor de boca de una de las ciudades más cosmopolitas, y de uno de los mejores países del mundo. Y esto tampoco lo digo yo (que también), sino muchos informes de organismos internacionales, como el de The Economist.

El MWC 19 ya es historia y ahora nos toca pensar en la edición del año que viene, la de 2020, que también tendrá a Barcelona como sede. ¡Larga vida al Mobile World Congress!

Bárbara Madariaga

TAGS MWC, Opinión, MWC