Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto europeo en seguridad crecerá por debajo de la media mundial

  • Seguridad

Salario, Dinero

IDC calcula que el gasto en hardware, software y servicios de seguridad en Europa se elevará a 27.300 millones de dólares en 2019, un 8,3% más en comparación con 2018, con la banca, la fabricación discreta y de procesos liderando la inversión. El gasto en Europa crecerá en torno a un punto por debajo si se compara con la media mundial, situada en el 9,4%.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Se espera que el gasto en hardware, software y servicios de seguridad en Europa alcance los 27.300 millones de dólares en 2019, un 8,3% más en comparación con 2018. El ratio de crecimiento se situará un poco por debajo de la media de incremento mundial, situada en un 9,4%, ya que según la última guía de gasto de la consultora

Con todo, la tendencia de crecimiento se mantendrá constante durante los próximos años, impulsada por inversiones considerables tanto en tecnologías emergentes como tradicionales. Según IDC, el gasto de las empresas europeas en soluciones de seguridad registrará una tasa de crecimiento anual compuesta del 7,2% entre 2018 y 2022, año en el que se alcanzarán los 33.600 millones.

Los tres sectores que impulsarán el gasto en soluciones de seguridad en 2019 son banca, la fabricación discreta y de procesos, cuyas inversiones combinadas que superarán los 9.000 millones de dólares, un tercio del total. Además de estas industrias históricamente intensivas en seguridad, los servicios profesionales, la Administración Pública y el comercio minorista también invertirán en seguridad. En términos de crecimiento durante el año pasado, las industrias más dinámicas fueron sanidad (aumento del 9,4%), fabricación discreta y servicios profesionales (aumento del 9% cada una).

"Regulaciones como GDPR, PSD2 y la Directiva NIS influyeron en las inversiones de seguridad de TI en Europa en 2018 y seguirán marcando prioridades en 2019", ha señalado Neli Vacheva, directora de investigación, Customer Insights and Analysis en IDC. En su opinión, mientras que la banca, los servicios profesionales, el gobierno y retail aprovecharán las inversiones de TI principalmente para abordar la prevención de fugas y pérdidas de datos, otros sectores como los de fabricación, asistencia sanitaria y los servicios públicos prestarán especial atención al cumplimiento.

Más de la mitad del gasto de seguridad en 2019 en Europa provendrá de los servicios (14.800 millones), seguidos de software (8.600 millones) y hardware (3.900 millones). Entre los servicios, los más significativos con diferencia serán los servicios de seguridad gestionados y los servicios de integración, destacando la necesidad de acceso a servicios de seguridad personalizados y siempre actualizados. Se espera que el crecimiento en los servicios de seguridad gestionados en 2019 alcance el 14,2%, el crecimiento más rápido entre todas las categorías de tecnología. Además, los servicios de consultoría relacionados con la seguridad crecerán un 9,4% en comparación con 2018, lo que confirma la importancia de los servicios en el panorama de la seguridad. Las otras categorías de más rápido crecimiento para 2019 provendrán del software de análisis de seguridad, inteligencia, respuesta y orquestación (con un aumento del 11,2%) y del software de identidad y confianza digital (aumento del 9,8%).

Más del 90% del mercado europeo de seguridad de TI en 2019 estará concentrado en Europa Occidental (24.700 millones). El mercado de seguridad de TI de 2019 todavía estará dominado por los países de Europa Occidental, impulsados por las inversiones en las industrias de banca y fabricación. Las grandes empresas (más de 1.000 empleados) y las medianas empresas (entre 500 y 1.000 empleados) contribuirán a más del 60% del gasto en seguridad de TI en Europa en 2019.