Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Qué supone el veto de Google para Huawei?

  • Seguridad

Huawei Mate 20

Google ha decidido vetar a Huawei y sus smartphones se quedarán sin las actualizaciones de Android y sin algunas de las aplicaciones más populares como Gmail o YouTube. Esto podría lastrar las aspiraciones de Huawei en el mercado de smartphones.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El veto de Google a Huawei podría tener serias consecuencias para las aspiraciones de la firma, quien ha asegurado que su objetivo es alcanzar el primer puesto en el ranking de fabricantes de smartphones en 2020. A tenor de las cifras de venta, esta meta era más que viable. No en vano, en el primer trimestre del año, Huawei fue el único fabricante del Top 4 que logró incrementar su volumen de ventas en comparación con el primer trimestre de 2018, concretamente en un 50%, logrando una cifra de 59,1 millones de dispositivos comercializados. Esto hizo que superase a Apple y se situase en segunda posición en el ranking de smartphones.

La decisión de Google puede lastrar las aspiraciones de Huawei, más si se tiene en cuenta que el 49% de las ventas de smartphones se produjeron fuera de China, según Canalys. Nicole Peng, vicepresidente de movilidad en Canalys, ha asegurado a la CNBC, que el veto podría “interrumpir de manera instantánea” las ambiciones de Huawei “de superar a Samsung” como líder en el mercado de smartphones.

A la hora de desarrollar sus smartphones, Huawei se basa en componentes de diversas compañías estadounidenses. Es más, entre sus principales proveedores se encuentran 30 firmas de Estados Unidos, y, algunos de ellos, entre los que se encuentran Intel y Qualcomm, ya han anunciado que cesarán la venta de componentes a Huawei “hasta nuevo aviso”, tal y como publica Bloomberg.

Mientras, Huawei, quien ha emitido un comunicado en el que defiende su labor a la hora de consolidar a Android, ha asegurado, según la CNBC, que se ha estado preparando para poder hacer frente a esta situación. El pasado mes de marzo, la compañía afirmó que estaba trabajando en el desarrollo de su propio sistema operativo para sus productos de consumo en caso de que llegara el momento de que no pudiera utilizar las plataformas de Google o de Microsoft.

La semana pasada, el medio de comunicación Nikkei Asian Review, publicó que Huawei había solicitado a algunos proveedores que le suministraran “componentes esenciales” para un año, con el fin de preparase para la guerra comercial que están manteniendo China y Estados Unidos. Además, también estaba desarrollando sus propios procesadores.

Si bien Huawei ha podido reducir su dependencia de algunos proveedores estadounidenses para algunos de los componentes que utilizan sus smartphones, los expertos creen que esto podría no ser suficiente, ya que aún necesita otras soluciones de firmas de Estados Unidos. Además, los analistas también han puesto en duda la viabilidad del propio sistema operativo de Huawei. “Tendrá que depender de tiendas de aplicaciones de terceros fuera de China, ya que Google Play no se instalará de forma predeterminada, y eso puede ser un problema”, ha asegurado Neil Shah, director de investigación de Counterpoint Research. “Por lo tanto, todas las aplicaciones de los jugadores de Estados Unidos no estarán disponibles de forma inmediata y los usuarios tendrán que descargarlas o Huawei tendrá que hacer que estén disponibles a través de una tienda de aplicaciones, de marca propia o de terceros, compatible con Android, lo que supondrá una enorme tarea para Huawei”.