Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Casi un 50% de las empresas ya cuentan con un equipo experto en inteligencia de amenazas

  • Seguridad

ciberseguridad 3

Algo menos del 50% de las organizaciones tienen un equipo dedicado a la inteligencia de amenazas, en comparación con el 41% de 2019. Además, más del 84% dijeron tener algún tipo de recurso para esta tarea. También crece el número de empresas que gestiona esta tarea combinando a sus profesionales internos con proveedores de servicios.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El estudio SANS 2020 CTI sobre inteligencia de ciberamenazas, área de ciberseguridad que analiza y recopila información sobre ciberataques que pueden llegar a amenazar la seguridad de una empresa, ha experimentado una evolución positiva durante los últimos años.

De hecho, los resultados, disponibles aquí, indican que hoy algo menos del 50% de las organizaciones tienen un equipo dedicado a la inteligencia de amenazas, en comparación con el 41% de 2019, y en total, más del 84% dijeron tener algún tipo de recurso para esta tarea. Para SANS Institute, es evidente que el número de organizaciones con equipos dedicados a inteligencia de ciberamenazas está creciendo, pero los resultados también demuestran un movimiento hacia la colaboración, con un 61% que afirma que este tipo de tareas están siendo gestionadas por una combinación de profesionales internos y proveedores de servicios.

Según el documento, ha pasado de ser una pequeña tarea “ad hoc” llevada a cabo de forma dispar en determinados departamentos a convertirse, en muchos casos, en un completo programa con su propio equipo técnico, herramientas específicas y procesos que dan apoyo a toda la organización.

Otro signo de madurez es la definición de los requisitos de inteligencia. El número de empresas que dijeron llevar a cabo un proceso formal para reunir estos requisitos aumentó un 13% respecto al año pasado, alcanzando casi un 44% en 2020. “Esto hace que el proceso sea más eficiente, efectivo y medible, factores clave para el éxito a largo plazo”, dice el informe.

Cuando se preguntó sobre las barreras que impedían que una organización implementara CTI, un 57% mencionó tanto la falta de personal cualificado como la ausencia de habilidades para poder utilizarlo en su plenitud, mientras que el 52% se refirió a la falta de tiempo y el 48% a la carencia de presupuesto.

El estudio también ha analizado el origen de los miembros que conforman el equipo de CTI dentro de la empresa, los tipos de información a los que se recurre para la recopilación de inteligencia y las fuentes utilizadas.

El trabajo se ha realizado a partir de 1.006 respuestas de profesionales de seguridad de pequeñas, medianas y grandes empresas de todo el mundo (327 de ellas en EMEA).