Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Francia confía en acercar posturas con Alemania para que la 'tasa Google' llegue a la UE

  • Actualidad

Francia

La Unión Europea no acaba de ponerse de acuerdo para imponer un impuesto digital. No obstante, Bruno Le Maire, ministro de Economía de Francia, ha asegurado que confía en acercar posturas con Alemania para que, finalmente, la conocida como "tasa Google" llegue a la UE.

No está siendo un camino fácil para la Unión Europea a la hora de imponer un impuesto digital (en España se conoce como “tasa Google”). Las discrepancias entre diferentes países están haciendo que éste se retrase más de lo que algunos estados desearían. Ése es el caso de Francia, cuyo ministro de Economía, Bruno Le Maire, ha mostrado su confianza para acercar posturas con Alemania y que el impuesto logre ser una realidad.

A pesar de este optimismo, y tal y como publica Reuters, Alemania no se ha mostrado tan confiado. Y es que, el país germano no está seguro de que sea bueno presionar a las tecnológicas, en su mayoría estadounidenses, a pagar más impuestos en origen. La “tasa Google” cuenta con el rechazo de Irlanda y Luxemburgo, dos de los países que ofrecen mejores tasas fiscales y que ha llevado a que grandes tecnológicas hayan decidido apostar por esos países.  

Le Maire ha destacado que “estamos decididos a alcanzar una decisión conjunta” con Alemania. Aunque ha reconocido, a la cadena francesa BFM TV, que “aún no hemos encontrado un punto en común que nos permite adoptar una decisión en diciembre”.

A pesar de esto, Le Maire ha asegurado que Alemania “también quiere un acuerdo con Francia” y que está trabajando en ello.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Y mientras algunos países ya han decidido poner en marcha su propia “tasa Google”. Éste es el caso de España, país en el que el Gobierno de Pedro Sánchez, ha incluido en los presupuestos, para los que está buscando apoyos para su aprobación,la tasa Google, un impuesto del 3% sobre la facturación en España de aquellas empresas digitales que facturen al año más de 750 millones de euros en todo el mundo y que se dediquen a la “venta de espacio publicitario online, actividades de intermediación en plataformas digitales o la venta de datos de sus usuarios”.

Este impuesto ha supuesto las críticas de Estados Unidos, quien ha instado a España, y a otros países miembros de la OCDE, a no imponer, de manera unilateral, ningún gravamen extra a las compañías tecnológicas, la mayoría de ellas con procedencia estadounidense.

Reino Unido, por su parte, también ha anunciado que va a seguir el camino de España y que va a imponer su propio impuesto digital. Eso sí, éste no entrará en vigor hasta 2020, fecha en que Gran Bretaña ya no pertenecerá a la Unión Europea.