Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Congreso tumba los Presupuestos de Sánchez, ¿qué pasa con la Tasa Google?

  • Actualidad

Gobierno congreso

El Congreso de los Diputados ha decidido, por 191 votos a favor, devolver los Presupuestos Generales del Estado al Gobierno y no continuar con su tramitación parlamentaria. Esta decisión deja en el aire el futuro de la legislatura, con lo que algunas de las medidas que ya han sido aprobadas por el Consejo de Ministros, como la Tasa Google, puede que no vean la luz.

El Congreso de los Diputados no ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado, elaborados por el  Gobierno de Pedro Sánchez, al encontrarse con los votos en contra de PP, Ciudadanos, ERC, PdeCAT, CC, UPN, Bildu y Foro Asturias, con lo que no verán la luz.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Denominados por el Gobierno de Pedro Sánchez como los Presupuestos “más sociales”, ya que fortalecían “el Estado de Bienestar”, centrándose “en los colectivos más vulnerables y castigados por la crisis” e incrementando “los recursos de los servicios públicos esenciales”, en ellos se incorporaban medidas como la Tasa Tobin (impuesto a las transacciones financieras), el impuesto al Diesel o la conocida como Tasa Google, además de un incremento de las actividades de I+D+i.

Tras el rechazo del Congreso de los Diputados a los Presupuestos Generales del Estado toca conocer qué va a pasar con algunas de las medidas más mediáticas del Ejecutivo, como es el caso de la Tasa Google.

A priori, el no a los Presupuestos no afectaría a la Tasa Google, ya que, al igual que la Tasa Tobin, fue aprobada por Real Decreto en el Consejo de Ministros celebrado el pasado 18 de enero. Esto significa que su tramitación parlamentaria sigue adelante.

No obstante, el futuro de la Tasa Google se conocerá el próximo viernes, día elegido por el Gobierno de España para anunciar si, finalmente, hay un adelanto electoral o no. En caso de que Pedro Sánchez anuncie, tras el Consejo de Ministros, la convocatoria de elecciones generales (una de las opciones que está cobrando cada vez más fuerza), la actividad parlamentaria quedaría suspendida (una vez que se disuelvan las Cámaras), y habría que esperar a la decisión de los españoles en las urnas, y a que el nuevo Gobierno decida, o no, mantener la polémica Tasa.

Y es que tramitar este tipo de medidas requiere unos seis meses de media y, según los rumores, el Gobierno podría convocar elecciones esta primavera (se barajan las fechas del 14 de abril, el 28 del mismo mes, o hacerlas coincidir con las locales, autonómicas y europeas, el 26 de mayo), con lo que la disolución de las Cámaras se tendría que realizar 54 días antes (este mismo mes) y no habría plazo para que el proyecto de ley de la Tasa Google saliese adelante. Sí podría continuar su tramitación si Pedro Sánchez decide prorrogar los Presupuestos de 2018 (aprobados por el anterior Gobierno) y seguir al frente del Gobierno hasta 2020, o decida convocar elecciones en otoño.

 A grandes rasgos, con la Tasa Google se impone un impuesto del 3% sobre la facturación en España de aquellas empresas digitales que facturen al año más de 750 millones de facturación a nivel global y 3 millones en España y que se dediquen a la “venta de espacio publicitario on line, actividades de intermediación en plataformas digitales o la venta de datos de sus usuarios”.

Según las estimaciones, con esta nueva tasa se lograría recaudar alrededor de 1.200 millones de euros al año, que se destinarían a políticas sociales. No obstante, las principales asociaciones tecnológicas, como AMETIC o aDigital, han criticado este impuesto asegurando que con él se pierde más de lo que se gana.