Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Apple se muestra optimista a pesar de que la venta de iPhones cae un 17%

  • Actualidad

Apple Logo

Apple ha dado a conocer sus resultados económicos correspondientes a su segundo trimestre fiscal, el primero de 2019, en el que a pesar de que sus ingresos cayeron un 5%, superaron las previsiones de los analistas. La venta del iPhone cayó un 17%.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Esta semana, Apple ha dado a conocer sus resultados económicos correspondientes al primer trimestre del año, un periodo en el que las ventas de su buque insignia, el iPhone, marcaron su mayor caída, de un 17% frente al mismo periodo de 2018. A pesar de esto, los resultados fueron mejores de lo que habían previsto Wall Street. Concretamente, la firma que preside Tim Cook, obtuvo unos ingresos de 58.020 millones de dólares, 650 millones de dólares más de las estimaciones de los analistas, aunque un 5% menos de lo que obtuvo en los tres primeros meses del año.

Asimismo, el beneficio de Apple, que se situó en 11.560 millones de dólares, fue un 16% inferior al mismo periodo de 2018. Aunque el trimestre de Apple ha sido discreto, Wall Street premió a la firma con una subida de sus acciones, y ésta roza el billón de dólares de capitalización bursátil.

A pesar de la caída de las ventas del iPhone, Tim Cook resaltó que éstas comienzan a estabilizarse en China (uno de sus principales mercados), siendo una señal de que la reducción de los precios en el país está dando los resultados deseados. Esto ha provocado que los principales directivos de Apple se muestren optimistas de cara a este segundo trimestre.

Concretamente, Apple prevé que, entre abril y junio de este año, la facturación se sitúe entre los 52.500 y los 54.500 millones de dólares. De cumplirse, ésta estaría por encima de las previsiones de los analistas que creen que Apple obtendrá unos ingresos de 51.930 millones de dólares.

Los iPhone ya no son el motor de crecimiento de Apple. Los resultados de este trimestre son una tendencia de los últimos periodos en los que el iPhone ha registrado descensos. En su primer trimestre fiscal (el último de 2018), la caída de las ventas de los iPhone fue del 15%, algo que hizo que la facturación de la firma descendiera un 5%.