Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto tecnológico mundial caerá un 2,7% por el Covid-19, según los nuevos cálculos de IDC

  • Actualidad

pymes

El gasto mundial en TIC caerá un 2,7% en términos de moneda constante este año. Este será el impacto que el coronavirus tendrá a nivel mundial en el sector, ya que las organizaciones tendrán que responder con planes de contingencia y recortes de gastos a corto plazo. Son las últimas estimaciones de IDC, que lleva a cabo una monitorización continua de los datos del coronavirus y cómo afectará a las inversiones en tecnología.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

IDC cree que el gasto en hardware, software y servicios de TI se reduzca por encima del PIB real, ya que los compradores de tecnología recortan rápidamente los gastos de capital en línea con parámetros como la disminución de los ingresos, las ganancias, las valoraciones del mercado, etc. Estos son los datos que maneja la consultora: el PIB real creció en enero un 2,5% y el gasto tecnológico un 5,1%; en febrero, los ratios de crecimiento fueros 2% y 4,3%, respectivamente, y ya en marzo se observa el desplome, ya que el PIB decreció un 1.7% y el gasto en TI un 2,7%.

Según sus expertos, se producirá una caída del gasto total durante el año, pese al aumento de la demanda y el uso de algunas tecnologías y servicios por parte de compañías y consumidores. En opinión de Stephen Minton, vicepresidente de programas en el grupo de Customer Insights & Analysis de la firma, “Las empresas de los sectores más afectados durante la primera mitad del año reaccionarán retrasando algunas compras y proyectos, y la falta de visibilidad relacionada con factores sanitarios provocará que muchas adopten un enfoque de extrema cautela a la hora de planificar el gasto a corto plazo”.

La mayor caída, según IDC, se producirá en el gasto en PC, tablets, teléfonos móviles y dispositivos periféricos, llegando a declinar un 8,8% en términos de moneda constante. De hecho, las previsiones ya apuntaban que el segmento de PC se resintiese en 2019 tras el fuerte ciclo de actualización impulsado por la renovación de sistemas Windows, pero la crisis también afectará al de teléfonos móviles, área en la que se esperaba crecimiento como resultado de las actualizaciones 5G.

En lo que respecta al hardware de red, servidores y almacenamiento, también experimentará un declive pese a la fuerte demanda de servicios cloud, ya que los clientes empresariales retrasarán compras durante la fase de respuesta rápida a la crisis. El gasto en infraestructura (incluyendo cloud) aumentará un 5,3%, pero todo ese crecimiento se producirá en IaaS (infraestructura como servicios) y en gasto de los proveedores cloud en servidores. El gasto en hardware de servidores y almacenamiento caerá un 3,3% y en equipamiento de red un 1,7%. La reducción en servicios tecnológicos será del 2%.

El software, en cambio, será un segmento  que crecerá un 2%, impulsado por las inversiones en cloud y la demanda de algunas categorías específicas, consideradas clave para poner en marcha medidas de respuesta o para garantizar la continuidad de las operaciones. En telecomunicaciones, el crecimiento será del 0,5%.

Al final, el gasto TIC total se situará en casi 4,1 billones de dólares, situando el crecimiento en el 1,6%, por debajo de los datos de 2019. Ahora bien, la buena noticia es que 2021 será un año de vuelta a los ratios de progresión de 2019. Se estima que el gasto en TI crecerá un 4,9%; en telecomunicaciones, un 1%, y el crecimiento del gasto TIC en su conjunto, estará previsiblemente en el 3,4%.