PwC lanza un programa de aceleración de startups en el ámbito legal y fiscal

  • Actualidad

emprendimiento startup

Con el soporte de Microsoft, PwC Tax & Legal acaba de lanzar una aceleradora de startups centrada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para los departamentos y áreas de Fiscal y Legal de las empresas.

Recomendados: 

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer 

El nuevo programa, que se llama Tax & Legal Tech Springboard, está dirigido a dos tipos de empresas. Por un lado, a startups internacionales, con un grado de desarrollo avanzado de soluciones fiscales o legales que necesiten validar la integración y adaptación de su producto o servicio al mercado legal o fiscal español. Y, por otro, a startups que, aunque todavía no ofrezcan soluciones de Tax & Legal Tech, cuenten con algún desarrollo que permita establecer, al menos, un caso de uso para cocrear conjuntamente con PwC Tax & Legal, en colaboración con Microsoft.

A través de esta iniciativa, las startups podrán acceder a distintas posibilidades de mentoring (sobre el modelo de negocio, para la validación o cocreación de las soluciones, técnico, comercial y financiero), así como el acceso a recursos formativos, clientes e inversores. Además, el incluye la posibilidad de participar en el Área de Empresas de Alto Potencial y Emprendimiento de PwC y también de acceder a distintos acuerdos comerciales.

El programa consta de cuatro fases: presentación de candidaturas, análisis y selección de propuestas, tutoría y mentoring, y presentación del proyecto a inversores. Durante las semanas siguientes a la finalización del programa tendrá lugar un encuentro, en el que las startups aceleradas podrán mostrar sus soluciones a los clientes de PwC y/o de Microsoft.

Para el análisis y evaluación de propuestas, un comité de expertos formado por profesionales de PwC Tax & Legal y de Microsoft seleccionará un número limitado de compañías en base a diversos criterios, entre los que destacan el nivel de innovación (las startups han de suponer una diferencia apreciable frente a las ya existentes en el mercado), además del potencial de negocio (valorándose aspectos asociados al histórico y los proyectos de las startups, así como la experiencia y competencias de su equipo).

Los interesados pueden inscribirse hasta el 7 de mayo en la web oficial del programa de aceleración.