España es el cuarto país europeo en número de startups

  • Actualidad

emprendimiento startup

En España operan 11.000 startups que dan empleo a 140.000 personas, un dato que le sitúa como el cuarto país de startups. El ecosistema emprendedor español ha multiplicado por 20 su valor en una década y alcanzará los 83.000 millones de euros este año, según el informe “La contribución socioeconómica de South Summit en España” que ha realizado PwC.

Actualmente, el ecosistema emprendedor español está formado por 11.100 startups, que emplean a 140.000 personas, y cuenta ya con 6.446 inversores privados, 366 grupos de inversión, 149 aceleradoras y 99 incubadoras. Datos que lo convierten en el cuarto país europeo en número de startups, solo superado por Reino Unido, Francia y Alemania. Así se desprende del estudio realizado por PwC que acaba de presentar South Summit con motivo del décimo aniversario del encuentro, que tendrá lugar en La Nave en Madrid del 8 al 11 junio.

En estos diez años, desde la aparición del evento, el ecosistema emprendedor español ha crecido de forma exponencial multiplicando por 20 su valor, que alcanzará los 83.000 millones de euros, el equivalente al 14% de la cotización de las empresas del Ibex-35.

El actual valor del ecosistema emprendedor en España se sustenta también en la capacidad de atracción de inversión por parte de las startups, cuya tasa anual compuesta ha crecido un 48% entre 2012 y 2021, a la vez que South Summit ha multiplicado por ocho los inversores asistentes a sus diferentes ediciones.

En España, Madrid concentra actualmente el mayor volumen de inversión y supera, por primera vez, a Barcelona, la líder hasta 2021. Según el informe, Madrid se sitúa ya entre los principales hubs europeos, con un ecosistema formado por 3.000 startups que emplean a 40.000 personas. Además, es la segunda ciudad europea en número de exits, por encima de los 100 millones de euros en 2020, y la cuarta en número de rondas de inversión de venture capital.

Junto a Madrid y Barcelona, otras ciudades españolas ganan peso en el ecosistema de la innovación en España, como Valencia, Bilbao o Málaga, en este orden de importancia.