Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo salir de la crisis ganando en competitividad: los deberes de las organizaciones europeas para reactivarse

  • Estrategias digitales

crecimiento

Acelerar la transformación digital, crear valor para consumidores más responsables y aprovechar la tecnología para reinventarse, son los tres deberes que los ejecutivos europeos deben marcarse para reducir la brecha de competitividad con sus homólogos norteamericanos y asiáticos.

Recomendados

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Plataformas de aplicaciones low-code: redefiniendo la transformación digital Webinar

Un estudio de Accenture revela que los altos ejecutivos europeos se muestran optimistas sobre que la recuperación económica será relativamente rápida pero, como ya publicamos, el documento advierte de que un exceso de cautela en cómo se preparan para ese repunte, puede mermar su capacidad para hacerlo y su posición competitiva. 

Por eso, un bloque de este informe recoge las áreas fundamentales en las que las empresas europeas deben centrarse para cerrar la brecha de competitividad con sus homólogos norteamericanos y asiáticos. Entre ellas se incluyen:

- Acelerar la transformación digital: las empresas que han sido más resilientes durante la pandemia cuentan con capacidades digitales más avanzadas, lo que les permite facilitar el teletrabajo, ajustar sus cadenas de suministro y adaptarse a nuevas formas de compra, de forma rápida y a gran escala. Los ejecutivos europeos se han dado cuenta de la necesidad de acelerar el cambio digital. En este sentido, dos tercios (63%) creen que sus compañías acelerarán su transformación digital, incluido el uso de cloud.

- Crear valor para consumidores más responsables: los hábitos de compra durante el confinamiento -con consumidores cada día más responsables y con mayor uso de canales online- se mantendrán en el mundo post pandemia. Por tanto, las empresas tendrán que ofrecer una experiencia integral, que atraiga a los clientes desde el principio, se mantenga durante la experiencia de compra y continúe a través de los procesos de venta y servicio. Casi dos tercios (62%) de los altos ejecutivos europeos del sector consumo ven oportunidades ante el desarrollo de nuevos hábitos de compra, cada vez más responsables desde el punto de vista social y ambiental.

- Aprovechar la tecnología para reinventarse: el coronavirus ha generado muchos debates, entre otros, sobre la necesidad de que las empresas operen desde sus mercados de origen. Sin embargo, la «relocalización» podría no ser la panacea para el «renacimiento industrial» europeo. Para lograr una capacidad operacional a largo plazo, reinventar sus modelos de negocio y crear nuevas fuentes de ingresos, las empresas deben aprovechar las tecnologías digitales avanzadas, -como la modelización predictiva, el uso de gemelos digitales y el edge computing, entre otras-. Teniendo en cuenta que el 42% de los encuestados europeos del sector de fabricación planea acelerar la inversión en transformación digital, en comparación con el 32% y el 30% en Norteamérica y Asia, parece que existe una oportunidad para que las empresas europeas tomen la delantera en el sector industrial.