SAP amplía su colaboración con Dynatrace para su solución Commerce Cloud

  • Estrategias digitales

acuerdo

Las dos compañías han extendido su colaboración en el ámbito de la solución SAP Commerce Cloud. A partir de este acuerdo, las empresas de retail podrán integrar las capacidades de monitorización y observación de la experiencia digital de la tecnología Dynatrace, que estarán disponibles a través de la SAP Store.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

A raíz de la ampliación del acuerdo, que durará varios años,  SAP Commerce Cloud dispondrá de las capacidades de monitorización y de observación de la experiencia digital de la tecnología de Dynatrace, que permiten, a través de su motor de inteligencia artificial, hacer seguimiento de los usuarios reales, monitorización sintética y respuestas precisas ante incidencias a su motor de inteligencia artificial. Los clientes podrán suscribirse a estas capacidades a través de SAP Store.

La solución permite a los retailers maximizar la satisfacción del cliente y las conversiones online mediante la optimización en todos y cada uno de los pasos que dé un usuario dentro de una aplicación móvil o una web, hasta información a nivel de código que detalla el rendimiento de los servicios subyacentes en la nube.

A medida que las empresas minoristas quieren hacer crecer sus estrategias digitales y la competencia se intensifica, la optimización continua de la experiencia del usuario digital se ha vuelto esencial para tener éxito. Al incorporar estas capacidades, la solución de SAP permiten a las empresas de retail tener una comprensión más profunda de las aplicaciones y microservicios que se ejecutan en su entorno, incluidos los servicios de terceros.

Además, la tecnología puede identificar anomalías, como fallos en aplicaciones móviles, errores o problemas de rendimiento, priorizarlos según el impacto comercial y determinar la causa raíz. Esto permite a los equipos digitales comprender cómo el rendimiento de las aplicaciones y las nuevas funciones influyen en los KPI comerciales, incluidas las conversiones y los ingresos, para que puedan optimizar continuamente la experiencia del usuario a través de dispositivos móviles, web y otros canales de dispositivos periféricos.