Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2018, el 'annus horribilis' de Facebook

  • Actualidad

Mark Zuckerberg CEO de Facebook

Si este 2018 que está a punto de acabar ha tenido protagonistas, uno de ellos ha sido, sin duda, Facebook. La red social ha tenido que hacer frente a escándalos como el de Cambridge Analytica, a filtraciones de datos y a acusaciones de convertirse en una plataforma para propagar mensajes de odio.

Fue el pasado mes de marzo cuando comenzó el “calvario” para Facebook. Ese mes se supo que la empresa Cambridge Analytica, una compañía británica que ayudaba a los partidos políticos a dirigirse a los votantes con mensajes específicos, basados en la información obtenida de la minería y el análisis de datos, había accedido a la información de más de 50 millones de usuarios de Facebook y habría utilizado el Big Data para tratar de influir en su decisión de voto en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en favor de Donald Trump (Robert Merce, multimillonario que está detrás de la firma de análisis mantiene una estrecha relación con Steve Bannon, consejero de Donald Trump en la Casa Blanca).

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Esto hizo que algunos Gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos y Reino Unido, llamaran a a declarar a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, para aclarar el papel que ha tenido Cambridge Analytica en los procesos electorales, con el referéndum sobre su salida de la Unión Europea en mente. El Gobierno de Theresa May mostró su “preocupación” tras la publicación de un vídeo en el que se ve a Alexander Nix, ex director ejecutivo de Cambridge Analytica, explicar el uso de técnicas para interferir en los procesos electorales. Ente ellas se encuentran, además de tratar de involucrar (aunque no sea cierto) a políticos en escándalos sexuales, el uso de noticias falsas.

Días después de que estallase el escándalo, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, entonó el “mea culpa” asegurando que “esto supone la mayor brecha de confianza a la que nos enfrentamos. Realmente lamento que haya ocurrido.Tenemos la responsabilidad básica de proteger la información de las personas”.

Y mientras Facebook seguía lidiando con el escándalo de Cambridge Analytica se supo que había sido víctima de una brecha de seguridad que habría afectado a 50 millones de usuarios y que había facilitado información de sus usuarios a otras empresas. 

En el ojo del huracán se encuentra Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook. Desde que llegara al comité ejecutivo de Facebook, en 2012, Sandberg ha sido considerada como una de las piezas clave en el crecimiento de la red social. No obstante, los escándalos a los que ha tenido que hacer frente Facebook este año han “ejercido una presión inmensa” sobre Sandberg. socavando su autoridad y “machacado” su imagen. El hecho de que, según diferentes publicaciones, Mark Zuckerberg la culpase del “caso Cambridge Analytica” no ha ayudado a “limpiar su imagen”.

Los analistas empiezan a dudar de Facebook, y según algunos expertos, se ha convertido en “la mayor preocupación” entre las llamadas acciones de FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, los grandes pesos pesados de la industria TI). “La economía digital opera con confianza y Facebook ha roto esa confianza en muchos niveles”. Habrá que ver cómo transcurre 2019 para una compañía que cuenta con más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo.