Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Éstas son las principales amenazas de la crisis desde la perspectiva empresarial

  • Actualidad

descenso COVID

Un estudio que firma Gedeth Network, realizado con investigadoras de la Universidad de Sídney, asegura que la crisis del coronavirus va a cambiar las reglas de las empresas internacionales y la forma en la que se relacionan. Entre las principales amenazas destacan la inestabilidad financiera, la caída de la demanda y el aumento del nacionalismo.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de TI Leer 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar ondemand

Desde el punto de vista de las empresas, entre las principales amenazas que surgen en el nuevo escenario destacan la inestabilidad financiera (un 65% de las respuestas) y la caída de la demanda (63%), Son conclusiones que se extraen a partir de una encuesta realizada durante el mes de junio en la que han participado más de 500 empresas e instituciones de 56 países, que representan el 85% del PIB mundial y el 66% de la población.

Especialmente preocupante para los negocios internacionales es que cerca de la mitad de los encuestados creen que aumentarán los nacionalismos (el 45%), un temor que se nota especialmente entre las grandes empresas, grupo en el que un 48% considera el aumento del nacionalismo como la principal amenaza de la crisis.

Por tipo de entidades, las asociaciones son las que más se inquietan ante la posible rotura de la cadena de suministro (46%), mientras que las instituciones públicas son las que más alerta están por la caída de la demanda (64%). Curiosamente, el 5% de las pymes considera que esta crisis no representará ninguna amenaza para los negocios internacionales, el porcentaje más alto entre las diferentes tipologías de empresas, aunque muchas de las encuestadas expresaron su preocupación por el aumento de las barreras arancelarias.

Del mismo modo que los aranceles afectarán a la circulación de mercancías, las restricciones para viajar también suponen una amenaza, lo que está obligando a rediseñar los departamentos de exportación y se identifica un enorme crecimiento de la demanda de servicios de outsourcing comercial: desde realizar storechecks a representar comercialmente a la empresa.

El estudio deja patente la preocupación empresarial ante las medidas de proteccionismo que tomarán los dirigentes de los diferentes países para velar por su economía y sus empresas. En este sentido, Juan Millán, socio director de Gedeth Network, explica que “es lógico prever como consecuencia de la pandemia un aumento de las medidas proteccionistas de los diferentes gobiernos, a lo que hay que añadir la tendencia de los consumidores a apostar por productos locales para ayudar a la recuperación económica. Sin embargo, la creación de barreras en un sitio supone la oportunidad de explorar nuevos mercados y regiones”.

Las pymes son, según el estudio, las más optimistas sobre las nuevas oportunidades que surgirán de las propias amenazas que deja la pandemia. Así, frente al temor a la rotura de suministro y la cadena de valor expresada por las grandes empresas e instituciones, las pymes ven posibilidades de ofrecer sus servicios de especialización o para beneficiarse de la búsqueda de nuevos proveedores más cercanos por parte de las grandes multinacionales.

Por zonas geográficas, las compañías de África y Oriente Medio son las que mayor temor muestran por el aumento de los nacionalismos (un 55%), las de América del Norte y Europa por la caída de la demanda (un 67% y un 64% respectivamente) y las de Asia-Pacífico y Latinoamérica por la inestabilidad financiera (un 67% y un 71% respectivamente).

Llama la atención, como expresa Gedeth Network, que para el 9% de las empresas de África y Oriente Medio la crisis no supondrá ninguna amenaza, lo que abre la puerta a que las empresas españolas exploren las oportunidades de negocio que hay en África para acompañar el crecimiento de una nueva clase joven y emprendedora que va a protagonizar una nueva revolución económica para deshacerse de los tradicionales estigmas de corrupción asociados con el continente. En este sentido, existen interesantes oportunidades para la construcción (residencias, industria, hospitales), salud (tecnología, equipamiento, servicios…), tecnología para infraestructuras, la digitalización de África para cumplir con los ODS o el turismo de negocio.

Las empresas de ocio y turismo son las que más expresaron su inquietud (un 60% de los encuestados) ante la inestabilidad política causada por la irrupción del Covid-19. Por su parte, el sector alimentario es el que más preocupante ve la rotura de las cadenas de suministro (44%) por lo que deben reforzar la búsqueda de proveedores alternativos.