Orange confía a Ericsson el núcleo de su red 5G SA en España

  • Actualidad

5G

El Grupo Orange ha adjudicado a Ericsson como proveedor de su red “core” en 5G Stand Alone (SA) en España. 2022 será un año de preparación, pruebas y despliegue para empezar los lanzamientos comerciales a partir de 2023.

Recomendados: 

Prioridades tecnológicas para los CIO en 2022 Webinar

Hacia la multinube y más allá Leer

Con este anuncio Orange inicia la expansión de 5G SA en España, que ofrece 5G SA ofrece un mayor rendimiento en términos de velocidad de subida (“uplink”) y una menor latencia, y que permitirá el acceso a las ventajas plenas de esta tecnología, en términos de servicios de valor añadido, bajo demanda y personalizados.

El proveedor del núcleo de la infraestructura de red será Ericsson. Este será un año, según Orange, de “preparación, pruebas y despliegue para facilitar los lanzamientos comerciales a partir de 2023”.

La tecnología ya está disponible para aprender, probar e innovar con las empresas interesadas en los sitios de Orange 5G Lab, y se puede implementar a nivel mundial bajo demanda para clientes B2B con las soluciones de red privada de Orange Business Services.

Por otro lado, está mostrando, en su stand del Mobile World Congress en Barcelona, un espectacular caso de uso de la tecnología 5G: una experiencia en la que, solo con el movimiento de las manos, es posible controlar un ROV (Remote Operated Vehicle) a 400 km de distancia. Se trata de un vehículo sumergido ubicado en el Oceanogràfic de Valencia, dentro del acuario “Océanos”, el más grande del centro, con más de 7 millones de litros de agua y en el que habitan más de un centenar de tiburones y rayas.

Al mismo tiempo, el público puede disfrutar de un tour submarino inmersivo al contemplar, en las grandes pantallas del stand, las imágenes subjetivas tomadas por la cámara HD del ROV y otra cámara adicional panorámica sumergida en el acuario.

Para esta demo, colaboran con Orange, Huawei, el Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la UPV (Universitat Politècnica de València) y la startup francesa Ender Ocean.

Este caso de uso tiene potenciales aplicaciones en la exploración, investigación, monitorización, difusión y conservación del ecosistema submarino, así como en la recogida de muestras y residuos plásticos.