Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Casi un 30% de los trabajadores se plantea un cambio de empleo tras las vacaciones

  • Actualidad

portatil playa teletrabajador

El 27,5% de los trabajadores españoles se plantea cambiar su empleo a la vuelta de sus vacaciones, según una encuesta realizada por una empresa de recursos humanos entre 2.000 empleados. En total, hablamos de 5,3 millones de ocupados.

  Quizá te interese...

Parece ser que las vacaciones no son solo momentos de ruptura y desconexión de la rutina. La recarga de energía favorece la reflexión personal y hacer planes de futuro, y esto no siempre es bueno para empresas, en un momento en el que atraer talento real y retenerlo es muy complicado, según apuntan un buen número de estudios.

Pues bien, tras las vacaciones y las ‘cabilaciones’ estivales, se incorporan a sus organizaciones 5,3 millones de trabajadores que se plantean cambiar de empleo, según un estudio de Randstad.

Los ocupados con un mayor nivel formativo son quienes tienen mayor intención de cambiar de trabajo a la vuelta de las vacaciones. En este sentido, el 36,7% de los trabajadores con estudios superiores asegura querer cambiar su puesto de trabajo después del periodo estival. De ellos, el 13,3% asegura que ya está buscando un nuevo puesto.

Cuando el nivel de formación es menor, desciende también el número de trabajadores que quiere cambiar de empleo después de las vacaciones. 

Uno de cada cinco trabajadores (20,4%) con educación secundaria o inferior afirma querer cambiar de empleo, un porcentaje que se sitúa en el 27,1% en el caso de los profesionales con Bachillerato.

La encuesta muestra, además, que por rangos de edad los mayores de 45 años son los que más se plantean cambiar de empleo tras su reincorporación, ya que el 29,2% lo está pensando. A este grupo les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, de los cuales el 27,2% barajan cambiar de empleo. Los menores de 25 años son los que menos intención tienen de cambiar su puesto tras las vacaciones, ya que en este colectivo el porcentaje se sitúa en el 25,9%.

Según el análisis, cuatro de cada diez trabajadores (43%) estarían dispuestos a mudarse de localidad para acceder un nuevo empleo. Acotando por edad, los jóvenes muestran más predisposición a mudarse por un nuevo puesto de trabajo. De esta manera, el 58,1% de los menores de 25 años asegura que está dispuesto a cambiar de ciudad para conseguir un nuevo puesto de trabajo al volver de las vacaciones. A ellos les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, de los cuales el 43,6% está dispuesto y, por último, los mayores de 45 años, donde el porcentaje de empleados que se mudaría a otra ciudad se sitúa en el 33,8%.

Los motivos que priman para este cambio son la mejora de salario, la conciliación, la promoción profesional o una mayor seguridad laboral.

Cambiar de país no les importaría al 30,6%. En este caso se valora aún más el salario, ya que sería determinante para el 70,4% de los trabajadores. A continuación se sitúan las oportunidades de promoción profesional (51,9%), seguido muy de cerca por una mejor conciliación.