Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

A la cola de Europa: las empresas españolas se resisten a la flexibilidad horaria

  • Actualidad

Teletrabajo

Ni con gran parte de los empleados teletrabajando a raíz de la pandemia, se ha conseguido avanzar en flexibilidad horaria. Solo el 68% de los trabajadores pueden modificar su horario para conciliar, y este ratio sitúa a nuestro país a la cola en Europa. Dos tercios de las empresas quieren que sus empleados estén siempre disponibles.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

El teletrabajo fue una de las medidas que han tenido que tomar gran parte de las compañías a marchas forzadas para mantener su actividad durante la crisis del coronavirus pero “gran parte de las compañías han adoptado estas medidas por primera vez, por lo que aspectos como la conciliación y la flexibilidad no se han cumplido de manera tan satisfactoria como en otros países con mayor tradición”, según Valentín Bote, director de Randstad Research.

Así se deduce de la última oleada del Workmonitor de la firma, que se realizada a partir de 13.500 encuestas a profesionales ocupados.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, solo el 68% de los trabajadores españoles han tenido la posibilidad de modificar su jornada laboral para poder conciliar de manera óptima sus obligaciones laborales y familiares, cinco puntos porcentuales por debajo del conjunto de todos los países en los que se ha realizado la encuesta (73%).

De hecho, los países del sur de Europa no están muy bien posicionados en flexibilidad laboral, según Randstad en la última oleada de su Workmonitor, que se realizada a partir de 13.500 encuestas a profesionales ocupados.

España se encuentra a la cola de Europa en este aspecto, registrando únicamente Portugal un porcentaje más bajo (67%). Esta flexibilidad se permite algo más en Italia (69%), Países Bajos (71%), Reino Unido, Francia (73%) y Alemania (76%). Peor que España y Portugal está la situación en Hong Kong (66%) y Japón (49%).

En el polo opuesto, entre los países donde más se permite modificar los horarios son India (88%), China (84%) y Argentina (81%).

Al examinar los resultados de la encuesta, Randstad detecta diferencias de género. En este sentido, solo el 64,4% de las mujeres trabajadoras tienen flexibilidad de horario para poder conciliar su vida laboral y familiar, mientras que en el caso de los varones, el ratio es del 72,2%. También hay diversidad por grupos de edad, ya que únicamente un 51,6% de los trabajadores con menos de 25 años tienen flexibilidad horaria. Mientras, entre los profesionales de entre 25 y 45 años, es posible esta medida de flexibilidad entre el 68% de los empleados, y en los mayores de 45, este porcentaje aumenta al 71,8%.

Por último, también se perciben diferencias en función del nivel de formación. En este punto, el informe destaca que el 70,3% de los profesionales con estudios superiores disfrutan de esta medida de conciliación, mientras que este porcentaje es del 65,5% entre los que cuentan con formación secundaria, y de apenas el 60% en los que disponen de educación primaria.

Disponibilidad 24x7
Dos tercios de las empresas quieren que sus empleados estén disponibles más allá de su horario laboral, tres puntos porcentuales por encima de la media global (61%), lo cual redunda negativamente en las posibilidades de conciliación. Nuestro país es además el segundo de toda Europa en el que los empleadores menos tienen en cuenta los límites de la jornada laboral, solo por delante de Portugal (72%), y menos que Italia (60%), Francia (59%), Alemania o Reino Unido (ambos 53%).

A pesar de esos problemas para conciliar, ocho de cada diez trabajadores consideran que se han adaptado bien.