Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos y Francia llegan a un acuerdo sobre la Tasa Google

  • Actualidad

Trump y Macron

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Emmanuel Macron, presidente de Francia, han anunciado que han llegado a un acuerdo sobre el polémico impuesto digital, también conocido como Tasa Google, poniendo fin a las tensiones que habían surgido entre los dos países tras su aprobación.

Estados Unidos y Francia han llegado a un acuerdo para resolver sus diferencias sobre el polémico impuesto digital, también conocido como Tasa Google, que aprobó el pasado mes de julio el Gobierno francés por el que gravará con un 3% a aquellas compañías que generen, al menos, 750 millones de euros por negocios digitales.  Aunque la mayoría son compañías de Estados Unidos, también lo tendrán que pagar empresas chinas, alemanas, españolas y británicas.

Horas más tarde de su aprobación, Donald Trump anunció la apertura de una investigación sobre este impuesto para conocer de qué manera puede afectar a las grandes tecnológicas estadounidenses a lo que Francia respondió recordando que cada país es soberano en materia tributaria.

En el marco de la reunión del G7 que se ha celebrado en la localidad francesa de Biarritz, Emmanuel Macron y Donald Trump han anunciado que han llegado a un acuerdo por el que Francia eliminará el impuesto del 3% una vez que se llegue a un acuerdo internacional sobre los impuestos digitales. Además, Francia reembolsará ese 3% a las compañías que hayan pagado el impuesto antes de que se haya alcanzado el acuerdo internacional.

“Hemos realizado un gran trabajo bilateral y tenemos un acuerdo para superar las dificultades” que habían surgido por la aprobación del impuesto, ha asegurado Emmanuel Macron en unas declaraciones que recoge la CNBC y que fueron realizadas junto a Donald Trump.

Francia ha sido pionera, junto a España, en la aprobación de la Tasa Google. En el caso de nuestro país, ésta fue aprobada por el Consejo de Ministros a mitad del mes de enero, pero, la decisión del Congreso de los Diputados de “tumbar” los Presupuestos Generales del Estado hizo que su aplicación quedase suspendida.

Ocho meses después de la aprobación de la "tasa Google", todavía no se sabe qué va a ocurrir con ella. En el documento que presentó el PSOE, España Avanza, con el que pretendía facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, (investidura que finalmente no salió adelante) no se menciona la aplicación del impuesto digital en España. En cambio, en materia de fiscalidad, sí que se mencionaba que la intención de Sánchez, era la de “aprobar la Ley del Impuesto sobre las Transacciones Financieras y promover la creación de la denominada “tasa Google” en el ámbito europeo”.

La aplicación de un impuesto digital en la Unión Europea también está siendo complicada. Tras meses de negociaciones, el pasado mes de marzo, y tras la reunión de los Ministros de Economía y Finanzas de los países miembros de la UE (Ecofin), se decidió que no existía unanimidad para crear un impuesto europeo que grave las actividades digitales y será la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), y un eventual acuerdo dentro de su seno, el que decida si se adopta o no la tasa digital. La OCDE está trabajando en una solución multilateral, aunque ha asegurado que ésta no llegará hasta, al menos, 2020.