Así es el nuevo papel de las áreas de Cumplimiento en las organizaciones

  • Actualidad

Cambio

A medida que las demandas sobre la función de cumplimiento normativo se vuelven más intensas, los directores de esta área deben asumir de manera proactiva nuevas responsabilidades de liderazgo para su rol y reposicionar su trabajo y la visión que el resto de la empresa tiene del departamento.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Guía completa sobre la economía cloud Leer

El papel de directores de los departamentos de Cumplimiento está en un momento de redefinición en el que tendrán que asumir, según Gartner, nuevas responsabilidades de manera proactiva para seguir aportando valor en un contexto marcado por nuevos modelos comerciales, una rápida digitalización, cambios constantes de expectativas y unos niveles más altos de fatiga por el cambio de los empleados. Así lo piensa Gartner, cuyos expertos dicen que solo así podrán seguir siendo eficientes y dar respuesta a las nuevas necesidades de sus organizaciones, en un momento en el que los cambios de expectativas son constantes, se está acelerando la digitalización, se está optando por nuevos modelos de negocio y la fuerza laboral está más cansada por todos los cambios que se han acometido en los meses de pandemia.

Esta función es esencial y está plenamente consolidada en grandes compañías, ya que ayuda a crear las políticas adecuadas para cumplir con las distintas regulaciones y procesos internos establecidos.

De forma natural, a juicio de los expertos de la firma de análisis, los responsables de Cumplimiento van a actuar como asesores estratégicos y defender el uso de analíticas para gestionar mejor los nuevos niveles de riesgo en un momento, en el que “las culturas de muchas organizaciones se han visto estresadas o completamente desarraigadas", según Brian Lee, vicepresidente gerente de la práctica de Legal & Compliance de Gartner.

En el último año se ha pedido cada vez más a los departamentos de Cumplimiento que lideren o apoyen la gestión de un conjunto diverso de riesgos y oportunidades que tienen que ver con cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), iniciativas de retorno al lugar de trabajo, gestión de riesgos de terceros y aspectos relacionados con la privacidad, entre otros. En algunas de estas áreas ya están avanzando y, de hecho, los datos de Gartner muestran que el 44% de los equipos de Cumplimiento se ocupan de la gestión de riesgos de terceros y más de dos tercios están implicados en temas relativos a la privacidad.

Sin embargo, el 86% de los líderes empresariales todavía esperan que sus directores de área impulsen una sólida "cultura de cumplimiento" en un momento en que las políticas de trabajo híbridas y remotas presentan obstáculos para mantener las normas culturales de una organización. En este contexto desafiante, el coste del incumplimiento continúa aumentando, y las multas por vulneraciones de la privacidad de los datos y la seguridad en el lugar de trabajo son especialmente cuantiosas.

Para Lee, los responsables de Cumplimiento pueden sentirse abrumados simplemente por cumplir con sus obligaciones básicas de administración de programas. "Para ser eficaces y obtener la influencia necesaria para lograr sus objetivos, deben dedicar más tiempo a asesorar a los líderes empresariales y alinear sus directrices con los objetivos estratégicos de la compañía, incluidos los riesgos de cumplimiento asociados con las principales iniciativas de crecimiento".