Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Solo el 6% de las decisiones de TI tiene a los usuarios como prioridad

  • Estrategias digitales

people personas

Un estudio revela que, en la adopción de nuevas tecnologías, las empresas no tienen en cuenta a los empleados. De hecho, solo el 6% de las decisiones que toman los responsables de TI tienen como principal prioridad a los usuarios, y eso supone una merma de productividad.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Cuando se toman decisiones tecnológicas, las organizaciones sitúan los objetivos empresariales y de los accionistas por delante de las necesidades de los empleados, y así lo reconocen el 62% de los directores de TI, según un estudio realizado por Walnut para Lenovo y en el que han participado 1.000 directores de TI en toda la región EMEA. Al final, solo el 6% de las decisiones que se toman tienen a los usuarios como su principal prioridad a la hora de realizar inversiones en tecnología y éste es “un enfoque que está generando una merma de productividad”, concluye el documento.

Cuando las empresas implantan nuevas tecnologías sin tener en cuenta el impacto humano, muchos empleados se ven abrumados por la complejidad y el ritmo del cambio, y el 47% de los directores de TI han manifestado que los usuarios tienen dificultades para adoptar nuevos programas informáticos.

Esta es la posición de partida para la salida del shock económico que ha provocado el coronavirus, pero la adaptación a la ‘nueva normalidad’ puede ser un buen momento para cambiar las cosas y que TI ponga a las personas, es decir, a los empleados, en el centro de sus decisiones. Según explica, es comprensible que las compañías quieran adoptar cuanto antes tecnologías transformadoras, como la Inteligencia Artificial o Internet de las cosas por sus ventajas, pero “su verdadero potencial no se aprovecha en absoluto si la adopción se basa únicamente en objetivos empresariales”, incide.

Avala esta afirmación en que el 48% de los encuestados reveló un resultado negativo cuando las implantaciones de tecnología han inhibido activamente la capacidad de funcionamiento de sus equipos.

Por eso, según el estudio, ha llegado el momento de que las empresas se centren en las personas, ofreciendo todo tipo de servicios, desde una formación integral hasta la gestión del cambio, y asegurarse de que los KPI de liderazgo, la solidez de las políticas y estrategias y los análisis exhaustivos de puesta en marcha estén en consonancia con el valor de dar prioridad a las personas.

El objetivo debería ser adoptar una tecnología más inteligente, siempre conectada, fluida, ágil, flexible, que facilite la colaboración, modulable en función de las necesidades, fiable, de alto rendimiento y con mayor seguridad y privacidad, y a esto hay que sumarle que “debe ser adecuada a las necesidades de todos y cada uno de los miembros de la compañía”.

Según Giovanni Di Filippo, presidente del Grupo de Centros de Datos de Lenovo para la región EMEA, “si se produce un profundo cambio de mentalidad en el sector, con un enfoque a la adopción de TI en el que las personas sean lo primero, asistiremos a un cambio positivo tanto para las organizaciones como para la sociedad en general. Empleados más felices, mayor productividad y un ritmo más rápido de innovación: estas son las ventajas de situar a las personas en el epicentro de las decisiones de TI”.