Así se prepara el sector retail para el repunte del gasto en la campaña navideña

  • Estrategias digitales

comercio electronico

Ya está aquí. Esta semana comienza la campaña de ventas más importante del año, que encadena el Black Friday, el Cyber Monday y la temporada de compras navideña. Los comercios se han preparado para el repunte de las ventas, con más capacidades online, mejoras de las entregas y descuentos, aunque es difícil predecir los patrones de la demanda, según un estudio de Capgemini.

Recomendados

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Este nuevo estudio de Capgemini sugiere que los negocios minoristas muestran un optimismo prudente respecto a la temporada de compras que se inicia ahora a pesar de la incertidumbre sobre la apertura de tiendas físicas y los patrones de compra-venta durante estas festividades. 

Según sus conclusiones, el 46% de los retailers espera un incremento de las ventas y un 49% de los consumidores prevé que incrementará su cuota de compras online en estas festividades frente a años anteriores. En previsión de ello, el 93% de los comercios ha tomado medidas para potenciar su oferta online. Así, el 50 % ha mejorado su página web o su propuesta de comercio electrónico, el 34% ha incrementado su capacidad en materia de tráfico web y el 21% ha implantado nuevas experiencias de compra virtuales.

En un principio, para atraer a los clientes, el 78% de los comercios ofrecerá mayores descuentos tanto en las tiendas físicas como online, mientras que un 33% piensa ofrecer un abanico más amplio de productos con descuento en el canal online. Sin embargo, pese a dichos preparativos, según este informe, están menos seguros de poder predecir con precisión los patrones de venta de estas festividades en comparación con el año pasado (el 39%, frente a un 55% en 2019). “La amenaza de los confinamientos ha sido el motivo principal de la incertidumbre para un 54% de los retailers, mientras que el 50% señala como responsable a la disrupción en la cadena de suministro y un 30% sostiene que los datos sobre los que fundamentan su planificación carecen de precisión debido a la pandemia.

De acuerdo con los datos de la encuesta de Capgemini, los consumidores priorizarán los productos esenciales y las generaciones más jóvenes serán las que más gastarán, pero será un año en el que tan solo un 14 % de los consumidores prevé que incrementará su gasto durante este Black Friday, y algo más de un tercio (35%) sugiere que lo reducirá. En este sentido, la principal razón esgrimida fue el descenso de sus ingresos disponibles.

En línea con ello, previsiblemente se contraerá el gasto impulsivo. El 49% tiene pensado comprar más artículos online que en años anteriores, en algunas regiones debido a las medidas de confinamiento. A escala mundial, se espera que la preferencia por comprar en las tiendas en el Black Friday caiga del 39% registrado el año pasado a un 28% este año.

Impulso de los canales digitales
Aunque el estudio de Capgemini se realizó antes de que se decretasen nuevos confinamientos en países como Francia y Reino Unido, las regiones donde actualmente se espera que las tiendas permanezcan abiertas en noviembre se siguen viendo afectadas.

En todo caso, los comercios se están preparando para estos cambios. Pese a la incertidumbre sobre los patrones de gasto, la mayoría de ellos ha modificado sus estrategias para tener en cuenta las preocupaciones de los consumidores en materia financiera y de salud. El 43% ofrecerá más descuentos en su gama de productos o un mayor número de descuentos de un único día o durante un periodo determinado (42%).

En lo que respecta a las entregas, el 87% ha implantado nuevas opciones este año. Por ejemplo, el 52% ha incorporado la opción de entrega gratuita y el 46%, las modalidades de compra online y recogida en tienda (click and collect) o de compra online y recogida en el establecimiento sin bajarse del coche (curbside pick-up), porcentaje que se incrementa hasta el 60%, en el caso de Estados Unidos, donde está más extendido.

Si hablamos de la experiencia en las tiendas, el 93% ha tomado medidas para atraer clientes a la tienda, el 50% ha limitado el aforo en sus establecimientos para garantizar la distancia social y el 43% ha implantado más opciones de pago sin contacto.