Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

IoT, el ejército durmiente

  • Opinión

MWC19 Seguridad 3

Una de las grandes ventajas que aportan las redes 5G es la ingente cantidad de dispositivos que se pueden conectar simultáneamente, cada uno de ellos convertido en un potencial riesgo de seguridad.

MWC 19 Security. Rosalía Arroyo

La ciberseguridad también está de moda en el MWC

No sin mi móvil

La seguridad biónica también tiene cabida en el MWC

El Internet de las Cosas es un mundo aparte. Se habla de 50.000 millones de dispositivos conectados para 2022, de un crecimiento del 140% entre 2018 y 2022. Nadie se va a poner a contarlos, y en todo caso parecen más que suficientes. Superan con mucho los casi 7.500 millones de habitantes que se calcula que había en La Tierra hace un año.

El Internet de las Cosas es una de las estrellas de este Mobile World Congress, y eso a pesar de que un dispositivo conectado no tiene por qué ser móvil. Que sí, que puede ser, que un smartwatch es un dispositivos conectado, y además se mueve, o mejor dicho lo movemos, pero hay una inmensa cantidad de cosas conectadas que no son móviles. Piensen en el hogar conectado… no se trata de llevarnos los enchufes inteligentes, el router o el televisor de vacaciones; piensen en una fábrica llena de sensores, pues tampoco es cuestión de andar cambiándolos de sitio, así como así.

El Internet de las Cosas es una de las estrellas del MWC 19 porque lo que sí ocurre es que hay una gran, enorme, cantidad de cosas conectadas a redes móviles. Y más que habrá cuando la 5G esté desplegada y operativa. La 5G está siendo otra de las grandes estrellas del evento de Barcelona, quizá la que más se lo merece teniendo en cuenta que el MWC es heredero de aquel GSM Congress de Cannes, donde los grandes invitados eran operadores y proveedores de arquitecturas de red. La quinta generación de redes móviles va a poder ofrecer, al menos en teórico, tanta capacidad como la fibra que tenemos instalada en nuestros hogares; pero lo más destacado de 5G es la cantidad de dispositivos que podrán conectarse de manera simultánea.

 

Pero volvamos a los nuestro, que es hablar de seguridad. Sobre la seguridad del IoT poco hay que decir. Recurramos a lo fácil y recordemos que son muchos los que hablan del Internet of Things como el Internet of Troubles o el Internet of Threats. El Internet de las Cosas es inseguro por muchas razones, pero sobre todo porque no se ha diseñado con seguridad por defecto. Dejémoslo ahí.

Y el 5G, ¿qué impacto tiene, o tendrá, en la seguridad? 5G nos permite hacer mucho más con nuestros dispositivos móviles -o fijos conectados a redes móviles. Pero el gran reto está en la gran cantidad que dispositivos que se pueden conectar, cada uno de ellos convertido en un potencial riesgo de seguridad. Es, digámoslo así, un ejército durmiente. Por ejemplo, los sensores inteligentes utilizados en las fábricas permiten monitorizar líneas de montaje en tiempo real; pero si están mal configurados, o no están suficientemente protegidos, estos dispositivos podrían utilizarse para piratear la red de la empresa para robar otros datos.

Es por eso que la Inteligencia Artificial, otra de las estrellas del MWC va a ser cada vez más importante. Su capacidad para monitorizar la red e identificar, y bloquear en caso necesario, conductas sospechosas de manera automática, será fundamental en un mundo con 50.000 millones de dispositivos conectados, y aún menos. Los iremos contando y les iremos contando.

Rosalía Arroyo